7000 millones de pasajeros por Ramón Tamames

RAMONTAMAMES
RAMONTAMAMES

El mundo en que vivimos, al que cabe denominarlo Navío Espacial Tierra (NET), a finales del siglo XXI, tendrá 15.000 millones de pasajeros, algo más del doble que en 2011, cuando estamos llegando a 7.000 millones. Una población en tan rápido crecimiento, supone que cada año se incorpora al pasaje del NET un efectivo poblacional neto análogo al de toda la huma­nidad en el año 1 de nuestra era y equivalente ahora a una Alemania de alrededor de 80 millones. El resultado es que vivimos en un NET amenazado por el volumen creciente de su propio pasaje y por cómo se comporte éste respecto al propio vector en que viaja.
Ese pasaje del NET debe relacionarse con el filósofo heleno Protágoras, que con su célebre frase de que «el hombre es la medida de todas las cosas», dio a entender la necesaria referencia de cualquier tema a los se­res humanos. Tal actitud se conoce normalmente como antropocéntrica, y está sometida hoy a toda clase de críticas. Porque exalta el predominio ciego, y má­ximamente depredador, de la especie humana. En otras palabras, las demás especies se hallan condicionadas por el expansionismo humano; y muchas, incluso en trance de desaparición por la implacable reducción de sus hábitats na­turales, lo que ha provocado todo el vas­to movimiento del conservacionismo.


Sentado, pues, el principio de que en el mundo todos los seres vivos son dignos de vivir su vida, lo cierto es que más de 2.400 años después de la máxima de Protágoras, la diversidad biológica depende por entero del hombre. Y macroeconómicamente hablando, la producción, la renta, el consumo y, en definitiva, el ritmo de desarrollo económico, son elementos ligados de una u otra forma a la demografía. Por todo ello, está claro que población, medio ambiente, economía y tecnología son temas que se interrelacionan es­trechamente. Y al llegar a los 7.000 millones de pasajeros del NET todo eso debe ser muy tenido en cuenta. Remember.