Herrera apela a la «fortaleza» del PP para revertir la crisis y crear empleo

Por su parte, MarianoRajoy recalca en Burgos que el trabajo será la «prioridad capital» del Partido Popular.

044CYL30FOT2
044CYL30FOT2

Burgos- El presidente del PP de Castilla y León, Juan Vicente Herrera apeló a la «enorme fortaleza» de esta formación, que ha logrado convocar a más de 16.300 candidatos en las listas a las próximas elecciones, para revertir la situación económica y crear empleo. Así lo hizo en el acto que reunió a más de 2.000 personas en el Polideportivo José Luis Talamillo de Burgos, donde también intervinieron el presidente nacional de la formación, Mariano Rajoy; el secretario autonómico del Partido Popular, Alfonso fernández Mañueco; el candidato a la Alcaldía burgalesa, Javier Lacalle; y el presidente provincial, César Rico.
Herrera, no obstante, quiso evitar triunfalismos y remarcó que «las elecciones no estarán ganadas hasta el 22 de mayo», aunque reconoció que las encuestas muestran que «estamos en la buena dirección», aunque apeló al trabajo y a «pisar las calles» para demostrar que el PP es «sinónimo de esperanza y una alternativa».
En este contexto, Herrera lamentó que la respuesta del Gobierno central a la crisis ha sido «tardía y nefasta», y recriminó al Ejecutivo presidido por Rodríguez Zapatero haber practicado «recortes sociales» y no «saber gestionar» la situación.

Escándalo en Bruselas
Por otra parte, el presidente de los populares de la Comunidad, también tuvo palabras sobre la visita del candidato socialista a la Junta de Castilla y León, Óscar López, y la portavoz en las Cortes, Ana Redondo, al comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia. Herrera dijo que era un «escándalo» que el diputado socialista por Segovia se reuniese con el «máximo responsable en guillotinar» al sector del carbón en la Región.
Al respecto, arremetió contra el Partido Socialista de Castilla y León, formación a la que acusó de autoproclamarse como «salvadores» cuando «no son nadie para dar lecciones».
Por su parte, Mariano Rajoy agradeció a todos los candidatos a las Cortes, alcaldías de capitales y diputaciones de todas las provincias y a los consejeros de la Junta que asistieron al acto su presencia, para a renglón seguido poner de manifiesto que «la prioridad capital del PP es la creación de empleo y crecer económicamente». «Se puede hacer y lo vamos a hacer», afirmó, porque «hay otras políticas distintas y España volverá a ser lo que fue».
Mariano Rajoy, que antes de acercarse al Pabellón visitó el Museo de la Evolución Humana de Burgos, recalcó que la lucha contra el paro «es objetivo de todos y desde todas las administraciones se puede ayudar».
Asimismo, explicó que «el empleo es la vida para la gente, es lo que le permite llevar un proyecto de vida», y agregó que «el empleo es además el presupuesto básico para que podamos hacer políticas sociales». Al respecto, señaló que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha hecho en España «el mayor recorte de los derechos sociales de la Historia», informa Ical.
El presidente nacional de los populares reiteró que los datos del paro y la inflación conocidos ayer «son el reto del futuro» y que «hay que arreglarlo». Así, subrayó, «esto no se ha producido por una maldición bíblica ni porque tenemos mala suerte, sino porque hay alguien en el Gobierno que ha hecho las cosas mal».
«Lo hicimos en el 96 y lo volveremos a hacer: se puede crear empleo en España y hacer otras políticas; nosotros lo haremos», argumentó Mariano Rajoy ante un entregado auditorio.
El encuentro coincidió con la celebración del cumpleaños de dos candidatos populares a las alcaldías de León y Salamanca. Emilio Gutiérrez y Alfonso Fernández Mañueco, ante la atenta mirada de miles de burgaleses que vitorearon y entonaron el cumpleaños feliz a modo de improvisado regalo.
Emocionado quedó también el alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, a quien Javier Lacalle animó a subir al escenario para recibir el calor y los aplausos del público. Un perplejo Aparicio agradeció «de corazón», el cariño que durante los últimos ocho años ha recibido por parte de los ciudadanos. Mismo agradecimiento el que recibió el alcalde saliente por parte de Mariano Rajoy, quien ensalzó su compromiso con una capital «honesta».