EE UU aproxima varios buques militares a Libia para actuar «en caso necesario»

El Pentágono ha informado este lunes de que el Ejército estadounidense está reubicando las fuerzas navales y aéreas que tiene en torno a Libia, donde se desarrolla una revuelta popular que ha sido reprimida violentamente por el régimen de Muamar Gadafi.

"Tenemos a varios planificadores trabajando y distintos planes de contingencia. Creo que es seguro decir que, como parte de esos esfuerzos, estamos reubicando nuestras fuerzas para poder ofrecer esa flexibilidad cuando se hayan tomado decisiones (...), para poder ofrecer distintas opciones y flexibilidad", ha declarado un portavoz, el coronel David Lapan.

"Seguimos con la planificación, pero habría que pasar a la fase de preparación para realizar cualquiera de esos tipos de misiones, ya sean humanitarias o de otra clase", ha indicado Lapan, que no ha querido dar detalles sobre el tipo de barcos o unidades que están siendo reubicados ni sobre cómo pretenden usarlos los comandantes estadounidenses.

"Aún no se ha tomado ninguna decisión", ha dicho. Actualmente, el Pentágono posee dos portaaviones en la región naval que incluye el mar Arábigo y el golfo Pérsico, pero no tiene ningún portaaviones en el mar Mediterráneo, según ha explicado el portavoz.

De hecho, el Departamento de Defensa ha informado de que está aproximando varios buques militares a la zona de Libia para actuar "en caso necesario", después de que el presidente norteamericano, Barak Obama, haya reclamado la renuncia del lider libio, Muamar Gadafi. "Estamos moviendo los buques más cerca de Libia (para actuar) en caso necesario", ha afirmado el coronel David Lapan, portavoz del Pentágono.

Cameron no descarta el uso de la fuerza
El primer ministro británico, David Cameron, ha señalado también hoy que Reino Unido trabajará con sus aliados en los planes para la aplicación de una zona de exclusión aérea en Libia para proteger a los ciudadanos frente a los ataques militares por parte del régimen de Muamar Gadafi, al tiempo que no ha descartado el uso de la fuerza.

En una intervención en la Cámara de los Comunes, Cameron ha instado a Gadafi a dimitir y ha dicho que se evaluarán todas las medidas posibles para aumentar la presión y que éste abandone el poder. "No descartamos en ningún modo el uso de activos militares", ha señalado Cameron.

"No debemos tolerar que este régimen emplee la fuerza militar contra su propio pueblo. En ese contexto, he pedido al Ministerio de Defensa y al jefe del Estado Mayor que trabajen con nuestros aliados en planes para una zona de exclusión aérea militar", ha añadido.

Cameron ha subrayado que se están tomando "todas las medidas posibles para aislar al régimen de Gadafi, privarle de dinero, hundir su poder y garantizar que cualquiera que sea responsable de abusos en Libia rinda cuentas", informa la BBC.