Ahora todos reniegan de Teddy

El mundo de la cultura se ha movilizado al margen de la SGAE para dejar claro que ellos, los artistas, son los primeros afectados por el escándalo de la entidad de gestión de derechos.

La ministra Sinde contesta las preguntas de los periodistas
La ministra Sinde contesta las preguntas de los periodistas

Ayer fue imposible contener el secreto y dieron a conocer un comunicado que estaban «engordando» con numerosas firmas, entre ellas, las de sonoros nombres, como los directores de cine Pedro Almodóvar, Daniel Sánchez Arévalo, Antonio del Real, Achero Mañas y Álvaro Sáenz de Heredia; los dramaturgos Francisco Nieva, Fermín Cabal, Jordi Galcerán, José Luis Alonso de Santos y Paloma Pedrero; los actores Nancho Novo, Gabino Diego, Assumpta Serna y Juan Diego Botto; y los directores de escena Denis Rafter, Andrés Lima y Ángel Facio, entre otros muchos.

Alarmados y preocupados
El llamamiento, como se define, es prudente –pide «unidad» en estos momentos– pero contundente: llama a la convocatoria de nuevas elecciones a la Junta Directiva y que éstas se realicen con un nuevo reglamento electoral. Las elecciones de la SGAE tuvieron lugar justo dos días antes de que el pasado viernes la Guardia Civil iniciara una operación que llevó a la detención de la cúpula directiva de la entidad y al registro de sus oficinas, y que a a la vuelta del fin de semana acabó con el presidente ejecutivo, Teddy Bautista, así como para el director general y el financiero de la entidad, Enrique Loras y Ricardo Azcoaga, en libertad pero con graves cargos (se enfrentan a diez años de prisión), y con prisión con fianza de 300.000 euros para José Rodríguez Neri, el presunto cerebro de una red de empresas fantasmas por las que se habrían desviado millonarias sumas de la SGAE.
El «llamamiento» de los artistas, «alarmados ante los lamentables acontecimientos» y «preocupados porque la división de los autores con derecho a voto pueda debilitar aun más la posición de nuestra sociedad frente a los ataques de todo tipo que está recibiendo», arranca con una sugerencia: «No abundemos en la división electoral iniciando una guerra civil entre nosotros. La mejor manera de defender la protección de los derechos de Propiedad Intelectual es mantenernos unidos».
A continuación, el texto invita a «colaborar activamente con la justicia para esclarecer los hechos supuestamente delictivos que hayan podido cometer unos desaprensivos, demostrando que no sólo no somos cómplices de estos hechos, sino que los autores y músicos somos las víctimas». Y añade: «Nuestra sociedad tiene que ponerse al día en muchos aspectos. Su relación con los ciudadanos españoles no puede ser de ordeno y mando, sino de debate democrático y convencimiento por la razón. Tenemos que recuperar la dignidad profesional y para ello es necesaria una refundación que facilite la participación de los asociados con una reforma electoral que amplíe la masa, hoy ridícula, de votantes y contemple limitaciones precisas en los mandatos para protegernos de la corrupción».
Los firmantes piden la convocatoria «inmediata» de una Asamblea General Extraordinaria en la que los afectados, los socios, «podamos debatir las medidas necesarias para enfrentar esta situación de crisis». También exigen la formación de una Comisión Rectora Unitaria compuesta por tres representantes de cada una de las candidaturas que se presentaron en las pasadas elecciones, más cinco independientes, uno de los cuales ha de presidir la nueva comisión. El programa de esta Comisión Unitaria debe ser «claro y concreto»: «Defensa de la profesión y de la propiedad intelectual»; «exigencia de responsabilidades si se comprobaran los hechos delictivos»; y, por último, «convocatoria de elecciones con un nuevo reglamento electoral que amplíe decididamente el censo y contemple listas abiertas y limitación de mandato».
Entre los artistas firmantes, todos procedentes del mundo del cine y el teatro, están también Josep María Benet i Jornet, Fernando Colomo, Ana Diosdado, Javier Elorrieta, Cristina Rota, Juan Margallo y Petra Martínez. Pero hay, según ha sabido este diario, una lista adicional formada por artistas del mudo de la música que está en estos momentos consiguiendo adhesiones.

Ramoncín declara ante la guardia civil
Los artistas no fueron los únicos que dieron la espalda a Bautista: el miércoles, en un encuentro anual previsto de antemano, el Patronato de la Fundación Alternativas, vinculada al PSOE, decidió suspenderle cautelarmente como patrono. Además, ayer continuaban los interrogatorios de la Guardia Civil, que llamó a declarar a nuevas personas relacionadas con la SGAE. Entre ellos, según supo LA RAZÓN, declaró como testigo el cantante y ex miembro de la Junta Directiva de SGAE Ramoncín (en la imagen), que también fue directivo de la ya liquidada Sociedad Digital de Autores (SDAE). Una vez terminen estas comparecencias, las declaraciones se remitirán al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, quien, a la vista de esas diligencias, decidirá si les cita a declarar. Ayer también se supo que el principal acusado de la trama criminal, José Rodríguez Neri, recurrió la fianza impuesta por el juez, y que se llamó a declarar a su hermana y su hija.