Carlinhos Brown sin plumas y sambeando

Los Síquicos Litoraleños, en plena ebullición de su cumbia atonal
Los Síquicos Litoraleños, en plena ebullición de su cumbia atonal

Esta vez no se puso las plumas porque quizá no le parecía del todo serio aparecer en una rueda de prensa con tocado indio, pero Carlinhos Brown hizo alarde de la fuerza que le caracteriza y recaló ayer en Madrid supermineralizado y vitaminado, como contaba aquel ratón volador de los dibujos animados. Dice que no ve muchas sonrisas en el panorama actual, que la crisis está poniendo demasiadas caras largas, de ahí que quiera contribuir con su samba a levantar el ánimo de los madrileños. Y, además, gratis, a través del festival «Olé Brasil» (para todos los públicos), que reunirá mañana en el Parque del Oeste de Madrid a un puñado de artistas cariocas y españoles.

A saber: además de Brown, el grupo de samba moderna Jeito Moleque; Fernando & Sofocaba, cantantes de country brasileño, que compartirán escenario con David DeMaría y Victor & Leo, cantautores, músicos y productores de música sertaneja, el citado country brasileño. Pero no sólo de música vivirá el encuentro. Habrá exhibiciones de capoeira, samba, lambada, frevo, axé y otros ritmos propios del país, concursos de disfraces para los niños y animación callejera. Brasil y España se darán la mano y de eso se encargará el presentador Serginho Groisman, uno de los más destacados comunicadores de su país.


Ricos no, pero sí felices
Sabedor de que los ánimos no están muy altos por aquí, Carlinhos Brown asegura que «la gente encuentra en la música una estructura para levantar su autoestima y yo quiero prestar ese servicio». En su región de origen, Salvador de Bahía, ha impulsado ya varios proyectos solidarios. Tocado con sus gafas ahumadas, comenta que cree que «no podemos ser ricos, pero sí felices» y, aunque recuerda que el mundo ya ha vivido momentos tan difíciles o más que éste, considera la actual crisis como una oportunidad inmejorable para compartir. Y va un paso más allá cuando habla de que lo que hay que realizar ahora es un ejercicio de amor en el que los de arriba, lo que tiene una situación más desahogada, echen el resto para ayudar a los de abajo. ¿Y eso cómo lo hará Carlinhos? A través de su música, que es la mejor manera de llegar a todos los rincones. El también compositor y productor publicará próximamente su nuevo disco y, específicamente en España, busca hacer una serie de álbumes numerados para ser distribuidos de manera gratuita.

Brown llegó a Madrid poco después de poner a bailar al público de Nueva York en plena Sexta Avenida. Fueron cerca de un millón de almas las que el domingo movieron cintura, caderas y palmas al ritmo que marcaba el brasileño, quien, buen conocedor de la fuerza que transmite, seguro que querrá batir su récord y superarse en el Parque del Oeste. El tiempo, dicen los que miran al cielo, acompañará a este profesor licenciado en buenos ritmos.


Vuelve la cumbia
Desde los años sesenta la música tropical no conocía una renovación de tal calibre. Chico Trópico, un festival ecléctico que reúne a artistas que provienen del rock, del indie, la electrónica y que ponen sus influencias a jugar con las cadencias del folk de sus países, deja patente esta evolución. Dick El Demasiado, gurú de la cumbia experimental, encabeza el cartel que actuará hoy en la Casa de América de Madrid.