Más velocidad gracias a las señales

Más velocidad gracias a las señales
Más velocidad gracias a las señales

Gran parte de los ciudadanos andan preparando su salida hacia las vacaciones. Tanto para ir y volver cada cual deberá elegir entre autocar, avión, tren o coche privado. Gracias a la televisión se conoce la dificultad de coordinar los desplazamientos, minimizando, por supuesto, las incidencias. En el caso del tren y, una vez consolidada la Alta Velocidad como competidor de primera línea de los aviones, la apuesta gira en torno a aumentar aún más la velocidad y la frecuencia de los trenes, garantizando la seguridad y el mejor servicio al usuario.
Para aumentar la velocidad hasta los 350 km/h, la solución pasa por mejorar la señalización de la vía, casi más que por la capacidad del tren. Con ese objetivo, Indra está desarrollando un nuevo sistema RBC (Centro de Bloqueo por Radio) que se vislumbra como una pieza fundamental del futuro sistema de gestión de tráfico ferroviario europeo (Ertms nivel 2). El RBC posibilitará el «dar las autorizaciones de movimiento con mayor antelación, lo que hace que pueda alcanzar los 350 km/h punta y los 330 km/h en velocidad comercial garantizando plenamente la seguridad», explica José Miguel Rubio, director de Tráfico Ferroviario en Indra.

NIvel II
En Europa hace ya más de una década se decidió unificar el sistema de gestión del tráfico ferroviario con el fin de que la señalización y las comunicaciones entre vía y equipo fueran homogéneas en todo el territorio. Este sistema se denomina Ertms. «Los avisos que identifica el maquinista en la señalización convencional son luminosos y contienen información del estado de la vía; si ésta está libre y puede circular o si está ocupada y debe frenar o desviarse», continúa Rubio. El nivel 2 de futura implantación contempla además el envío de la información a los aparatos de a bordo gracias al sistema RBC. EL RBC analiza la situación de la vía, calcula hasta dónde puede avanzar cada tren de forma segura, y a qué velocidad, y lo transmite constantemente al maquinista. En el nivel 1, los datos llegan al conductor de forma puntual mediante las balizas de la vía y en el nivel 2 es constante.
La homologación del RBC de Indra se lleva a cabo en el Centro de Tecnologías Ferroviarias de Málaga. Un centro puntero para el I+D con el que ADIF pretende posicionar el sistema ferroviario español al frente de la vanguardia tecnológica y mundial, y que contará con un anillo de pruebas para verificar el comportamiento de las más novedosas tecnologías hasta los 500 km/h. Gracias a su acuerdo de colaboración, Indra cuenta con su propio laboratorio para seguir avanzando en señalización y en el actual sistema de gestión de tráfico de Alta Velocidad, el sistema Da Vinci.