Zaragoza inicio de la diáspora

- Zaragoza. Décima de la Feria del Pilar. Toros de Partido de Resina, desiguales de presentación, 1º y 5º de preciosa lámina. Sin clase en la muleta. El 2º, el mejor. Media entrada.- Juan José Padilla, de sangre de toro y azabache, bajonazo (ovación); estocada delantera, descabello, aviso, pinchazo, estocada desprendida (silencio).- Alberto Álvarez, de marino y oro, media estocada, descabello, aviso, descabello (oreja); media, estocada caída (ovación).- Iván Fandiño, de lila y oro, metisaca, estocada (ovación); estocada que hace guardia, descabello, aviso (silencio).

Los aficionados catalanes reivindicaron ayer en el tendido de La Misericordia su derecho a ver toros
Los aficionados catalanes reivindicaron ayer en el tendido de La Misericordia su derecho a ver toros

En ocasiones, el toro hace justicia. Ayer fue una de ellas. El diestro local Alberto Álvarez logró una oreja del segundo, faena que brindó a un sector de la grada. Tenía su áquel. Un grupo de aficionados que echaron el día en la carretera, trescientos once kilómetros sobre su espalda, uno tras otro, para poder presenciar una corrida de toros. Y gracias, menos mal, que La Misericordia es la plaza de primera más cercana. Un entrenamiento para la diáspora que les espera a partir de 2012 gracias al Parlamento catalán. Roto el paseíllo, el tendido maño los acogió encantados. Tronaron las palmas. «Nadie debe prohibir ni el toreo ni la libertad», «Políticos, aún estáis a tiempo de rectificar», «Cataluña sí es taurina», exhibieron en pancartas blancas. Enorme ovación. El vello de punta. Un clamor. El mismo que, rotundo, se ha repetido este verano por toda España.
 
Por todo ello, Álvarez quiso premiar el gesto y la Fiesta premió el suyo. Con una oreja, de paisanos, de acuerdo, pero que le puede valer contratos. En su segundo paseíllo del año a estas alturas de temporada, el torero maño dejó muy buen sabor de boca. Para nada desentonó. Firmó un gran quite por gaoneras –replicado por Iván Fandiño con ceñidas y personalísimas chicuelinas– y se gustó con la muleta. Templado en redondo, primero, y luego sin espada también por la derecha, entendió la codiciosa nobleza del único «pablorromero» que se dejó un poco en la muleta.

Encierro con romana y años, que cumplió en los primeros tercios, pero imposible en la muleta. Especialmente emocionante fue la lidia al quinto. Sensacional Juan Manuel Sangüesa en el caballo, tan ovacionado como sus compañeros Jesús Arruga y Daniel Ventura con los rehiletes. Fandiño, muy firme, y Padilla no pudieron hacer más que justificarse.


La Misericordia, con Cataluña
El coso de La Misericordia se convirtió ayer en lugar de peregrinaje para los aficionados catalanes. Tras tres horas de viaje, media hora antes del inicio de la corrida, se citaron frente al coso aragonés para desplegar sus pancartas. Esas mismas que, semana a semana, exhibieron en La Monumental de Barcelona. Sus «vecinos» maños se unieron. No fue el único gesto. Tras el paseíllo, les alentaron con una larga ovación llena de cariño y apoyo.



El cartel de hoy

Toros de San Mateo y San Pelayo para Fermín Bohórquez, Diego Ventura y Leonardo Hernández