Los cargos regionales del PP se bajarán el sueldo igual que el Gobierno

Rajoy se ha reunido con sus«barones» para coordinar los mensajes y perfilar la estrategia del partido ante lo que consideran "el mayor recorte de derechos sociales de la historia de España".

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha anunciado hoy que los cargos de su partido en las comunidades autónomas se bajarán el sueldo en la misma cuantía que el Gobierno de España.Ésta es una de las medidas que ha avanzado el presidente de los populares durante la reunión que en la sede nacional ha tenido con los líderes regionales del partido.Rajoy ha dejado claro que el recorte es necesario en las administraciones públicas, aunque no el aprobado por el Gobierno, y a pesar de ello los altos cargos del PP en las administraciones autonómicas se bajarán el sueldo en la misma cuantía que los ministros, mientras que en los ayuntamientos buscarán el acuerdo con los demás partidos para sacar adelante esta reducción. Además, Rajoy aseguró que el plan de ajuste para reducir el déficit que ha anunciado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, es "improvisado", "impuesto desde fuera", "injusto e insuficiente", informaron fuentes 'populares'. Rajoy también aseguró que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, está "enrocado" y le emplazó a acudir al Parlamento para explicar su "programa de gobierno para los próximos dos años"y si va a haber "más decretazos", así como comprobar "con qué apoyos cuenta"para sacar adelante sus medidas. "Hay que llevar el plan al Parlamento, ganarse allí una mayoría, la gente entonces sabe cuáles son las reglas de juego y a partir de ahí puede volver la confianza y la certidumbre", declaró Rajoy. Aunque no habló explícitamente¿de cuestión de confianza, el líder de la oposición instó al presidente del Gobierno a comprobar en el Parlamento de la nación con qué apoyos cuenta, si es con CiU, Izquierda Unida o BNG, porque a su entender "no es lo mismo"hacer una política respaldada con un partido que con otro.Rajoy hizo una intervención preliminar a puerta cerrada ante sus 'barones' autonómicos, a los que ha citado en 'Génova' para coordinar los mensajes y perfilar la estrategia del partido ante lo que consideran "el mayor recorte de derechos sociales de la historia de España". En el encuentro, Rajoy quiere estudiar cómo afecta en sus respectivos territorios la reducción de un 5 por ciento del sueldo de los funcionarios y las limitaciones en la Ley de Dependencia. También verán la incidencia que tiene el recorte adicional de 1.200 millones para comunidades y ayuntamientos que ha adelantado el Ejecutivo. Esta cita cuenta con la asistencia de Pedro Sanz (La Rioja), Juan Vicente Herrera (Castilla y León), Alberto Núñez Feijóo (Galicia), José Manuel Soria (Canarias), Javier Arenas (Andalucía), Alicia Sánchez-Camacho (Cataluña), Ovidio Sánchez (Asturias), José Antonio Monago (Extremadura), Antonio Basagoiti (País Vasco), Luisa Fernanda Rudi (Aragón) e Ignacio Diego (Cantabria), aseguraron fuentes del PP en las distintas comunidades. También ha viajado a Madrid el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, quien se ha ausentado de las últimas reuniones que ha celebrado el Comité Ejecutivo Nacional. Previsiblemente, recibirá el apoyo de sus compañeros de partido, tres días después de que el Tribunal Supremo haya ordenado reabrir el caso de los trajes presuntamente regalados por la trama Gürtel. El presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, han comunicado a la dirección nacional que no acudían a este encuentro. El Ejecutivo madrileño enviará a su consejero de Economía, Antonio Beteta. Rajoy está acompañado además por la secretaria general, María Dolores de Cospedal; los tres vicesecretarios, Javier Arenas, Ana Mato y Esteban González Pons; los portavoces parlamentarios en el Congreso y el Senado, Soraya Sáenz de Santamaría y Pío García Escudero; el coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro; y el coordinador de Política Autonómica del PP, Juan Manuel Moreno.El PP ya ha mostrado su desacuerdo con el grueso de las propuestas anunciadas por Zapatero, en especial la de congelar las pensiones. El propio Rajoy ya avisó el miércoles que no apoyará congelar las pensiones si antes no recorta los "gastos superfluos", empezando por el recorte de las subvenciones de partidos políticos, organizaciones empresariales y sindicatos. Antes de aplicar estas medidas "improvisadas e injustas"-en palabras de Rajoy- el primer partido de la oposición considera que habría que tomar otras, como reestructurar el modelo de gasto público, suprimir la vicepresidencia tercera, fusionar ministerios o recortar subvenciones a organizaciones empresariales, partidos y sindicatos. Los presidentes regionales del PP expondrán cómo afectan a sus comunidades los recortes que ha presentado el Gobierno socialista. Algunos incluso llevarán propuestas, como el extremeño José Antonio Monago. Así, Monago propondrá que se reduzca el 15 por ciento el sueldo de todos los altos cargos y de libre designación de todas las administraciones de España por entender que es el "momento de dar ejemplo". Según ha explicado, ya ha planteado esta medida a diferentes miembros de la dirección nacional del PP.