Casi 13 millones de euros por un autorretrato de Warhol

Un autorretrato que el artista estadounidense Andy Warhol (1928-1987) pintó en 1967 fue vendido hoy en una subasta de la casa Christie's de Londres por 10,8 millones de libras (12,8 millones de euros ó 17,2 millones de dólares).

El autorretrato formaba parte de una colección particular desde 1974, cuando el actual propietario lo compró al conocido galerista neoyorquino Leo Castelli, y se esperaba que se vendiera por una cifra que oscilara entre los 3,6 y 6 millones de euros, por lo que el montante final superó con creces las expectativas de Christie's.

La obra se incluye en una serie de autorretratos de Warhol, de los que cinco están en museos de distintos países y ocho formaron parte de la retrospectiva que dedicó al artista el Museo de Arte Moderno de Nueva York dos años después de su muerte.

Warhol elaboró la serie originalmente para el pabellón estadounidense de la Expo de 1968 en Montreal (Canadá) y constituye una de las imágenes del artista más conocidas por el público.

El trabajo se gestó en un momento de su carrera de confianza total y de consolidación de su estatus como estrella y celebridad, y así lo constata su gran formato: 1,8 x 1,8 metros.

Se trata de la proyección mas arquetípica del artista, tan icónica posiblemente como sus retratos de Marilyn Monroe, en la que se presenta con cierta oscuridad, escondiendo parcialmente su cara con la mano, ofreciendo al Warhol observador por excelencia.

Arte de posguerra y contemporáneo
El cuadro formaba parte de una subasta de arte de posguerra y arte contemporáneo, que vendió obras por un valor total de 61,3 millones de libras (72,7 millones de euros o 98,6 millones de dólares), superando ampliamente lo conseguido hace un año. Consiguió también precio millonario "L'année dernière à Capri", del francés Martial Raysse (1936), que se vendió por 4 millones de libras (4,7 millones de euros ó 6,5 millones de dólares).

Ésta es una de las obras más importantes de Raysse, datada en 1962, y representa el momento en el que la ruptura del movimiento artístico europeo que generó en la década de 1960 el Nuevo Realismo choca con los momentos finales del Pop Art en Estados Unidos.

Había también especial interés por "Winter Bears"(Osos de Invierno, 1988), escultura de Jeff Koons (EE UU, 1955) que forma parte de la serie "Banality"(Trivialidad), que contribuyó a lanzar la carrera internacional del artista a finales de los años ochenta.

Esos dos ositos, de 120 centímetros de altura y que parecen sacados de una tira cómica, representan a Adán y Eva como una sonriente pareja alpina con uno de esos corazones típicos de San Valentín colgando de sus manos unidas. Se vendieron por 2,9 millones de libras (3,4 millones de euros ó 4,7 millones de dólares).

Otro importante artista representado en la subasta fue el alemán Gerhard Richter (Dresde, 1932) con "Abstraktes Bild", un óleo abstracto pintado en 1990 que es un gran ejemplo de su arte.

Aunque Richter ha enfocado de muy diversas maneras en sus 50 años de carrera su tratamiento de la pintura, se considera que en la década de 1990 fue su mejor periodo de abstracción pura. "Abstraktes Bild"se vendió por 3,2 millones de libras (3,8 millones de euros ó 5 millones de dólares).

Del también alemán Anselm Kiefer (Donaueschingen, 1945) se vendió "Athanor", una obra que representa un edificio que recuerda el Reichstag (Parlamento berlinés) bajo la forma de un enorme y ruinoso horno de ladrillos. Kiefer lo pintó en 1991, poco después de la reunificación alemana, y hoy se vendió en Londres por 959.650 libras (1,13 millones de euros ó 1,5 millones de dólares)

La subasta de Christie's incluyó asimismo obras del estadounidense Jean-Michel Basquiat, el italiano Piero Manzoni, el italo-argentino Lucio Fontana, el francés Martial Raysse y los británicos Damien Hirst y Jenny Saville.