PP y CiU llevarán al Congreso la paralización de las obras del AVE

La plataforma AVE por el litoral hizo público un informe de la Unesco que insta a suspender las obras del túnel.

Las obras junto a la Sagrada Familia en la calle Mallorca ya han comenzado
Las obras junto a la Sagrada Familia en la calle Mallorca ya han comenzado

BARCELONA- El PP y CiU han recogido el guante de la plataforma AVE por el litoral y pedirán la paralización de las obras del túnel por el centro de Barcelona. Esta plataforma hizo público hace dos días un informe de la Unesco en el que se instaba precisamente a suspender las obras ante la falta de «un informe estructural y contrastable» sobre varios aspectos técnicos del túnel que podrían poner en peligro la Sagrada Familia y la Pedrera. Pues bien, sus reclamaciones no han caído en saco roto y tanto el PP como CiU reclamarán la próxima semana al Gobierno en el Congreso que paralice las obras. El diputado popular Jorge Fernández interpelará el próximo miércoles al ministro de Fomento, José Blanco, para buscar un trazado alternativo del túnel. El secretario general del PP en el Congreso, José Luis Ayllón, señaló ayer que pedirán a Blanco que no tenga «envidia» del presidente Zapatero por «hundir» la economía española y que, por lo tanto, «no tiene por qué» hacer lo propio con la Sagrada Familia. De hecho, hoy la presidenta del PP en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, entregará esta interpelación a los responsables de la Sagrada Familia para demostrarles el «interés» de su partido por salvaguardar este monumento.Por su parte, los grupos de CiU en el Congreso y en el Parlament de Cataluña presentaron, también ayer, sendas iniciativas para que el Gobierno pare durante dos meses la construcción del túnel del AVE en el centro de Barcelona y se establezca una comisión técnica independiente que evalúe los riesgos de las obras.Además, los dos textos de la federación nacionalista reclaman la constitución de una «comisión técnica independiente para decidir, en un plazo de dos meses, si procede incorporar nuevos elementos de seguridad en el actual proyecto del túnel a la altura del templo de la Sagrada Familia o, eventualmente, modificar su trazado».El diputado de CiU en el Parlament, Josep Rull, apuntó que un informe de la Unesco y otro del ingeniero Manuel Mellis «expresan una inquietud en relación al actual proyecto y se muestran favorables a alejar el trazado de la Sagrada Familia», pero la falta de voluntad de los gobiernos español y catalán ha imposibilitado que se tomen decisiones al respecto».«Si personas solventes nos avisan que pueden pasar cosas, pues, por prudencia, parémoslo y mirémoslo», señaló el diputado nacionalista en el Congreso Pere Macias.