Dos ex directivos de BBVA para salvar Bankia

MADRID- Revolución directiva en Bankia para sacar a la entidad del pozo. El consejo de administración del banco aprobó ayer el diseño de una nueva estructura organizativa en torno a tres áreas, dos de ellas de nueva constitución, que dependen directamente del presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, y para las que el mandatario fichó a sus ex compañeros en BBVA José Sevilla y Antonio Ortega. Los nuevos nombramientos se suman a la que encabezará el actual «numero dos», el consejero delegado Francisco Verdú, quien mantiene su cargo.

En concreto, la primera área, bajo la dirección de Verdú, se ocupará de las redes comerciales de particulares y de los negocios mayoristas, y buscará proporcionar a los clientes un servicio «cercano y de calidad», informó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La segunda, de nueva constitución, es la dirección general de presidencia, a cuyo frente se sitúa José Sevilla, que abarcará responsabilidades en las áreas financiera, de riesgos, participadas y presidencia. Su objetivo es reforzar la rentabilidad del balance del banco «como elemento esencial para una mayor creación de valor para el accionista».

La tercera área, también de nueva constitución, es la dirección general de personas, medios y tecnología, que encabezará Antonio Ortega. Su objetivo es impulsar la eficiencia de la organización, promovida con criterios de racionalidad e innovación tecnológica, y el desarrollo profesional de los equipos.

Además, el consejo de administración de Bankia nombró ayer presidenta de la comisión delegada de riesgos a Araceli Mora Enguídanos, que cubre la vacante dejada por José Manuel Fernández-Norniella.

Una «entidad solvente»
José Ignacio Goirigolzarri transmitió ayer a los empleados del grupo que Bankia tiene futuro porque cuenta con «un proyecto ganador» y es «una entidad solvente, que sigue funcionando con absoluta normalidad y ofrece una total seguridad a sus clientes».

En una comunicación interna a la que tuvo acceso Efe, Goirigolzarri pide al conjunto de la plantilla de Bankia que siga prestando un servicio «cercano, de apoyo y de calidad» a todos sus clientes, tarea que estará bajo la dirección del consejero delegado, Francisco Verdú.

«Somos conscientes de que nuestra actividad sólo tendrá sentido con esas premisas, y por eso los objetivos de esta área son de vital trascendencia para nuestro futuro», añadió Goiri-golzarri.
Además, el nuevo dirigente admitió que Bankia se enfrenta a grandes retos para ser una entidad «consolidada, eficiente, sólida y rentable», pero confió en que Bankia saldrá adelante y continuará teniendo un papel primordial en el sector bancario español. En este sentido, Goirigolzarri recordó que el Gobierno ha manifestado que el Estado aportará el capital necesario para que Bankia efectúe los saneamientos que sean precisos.

 

Nuevo desplome del 11,12% en Bolsa
La acción de Bankia sufrió ayer una nueva oleada de ventas en Bolsa ante la expectativa de que los resultados auditados de la entidad en 2011 reflejen pérdidas. Esta circunstancia tumbaría el dividendo previsto sobre el resultado del año pasado, de 152 millones. Los títulos de la entidad se dejaron un 11,12% de su valor, hasta 1,655 euros.

 

José Sevilla Áálvarez
(48 años)

José Sevilla Álvarez, nacido en Madrid en 1964, es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por Cunef. Hasta su incorporación a Bankia compatibilizaba labores de asesoramiento a diversos grupos financieros internacionales con la docencia universitaria en Cunef. Entre 1997 y 2009, José Sevilla desarrolló su carrera en BBVA, banco en el que fue miembro de su comité de dirección desde el año 2003.

Antonio Ortega Parra
(65 años)
Antonio Ortega Parra, nacido en Cartagena, Murcia, en 1947, es licenciado en Derecho por la UNED y tiene el diploma de Estudios Avanzados en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense. Su carrera profesional se ha desarrollado principalmente en el Grupo BBVA. Entre 2003 y 2007 fue consejero de BBVA Bancomer y BBVA Continental, y entre 2003 y 2006, vicepresidente de Banca Nazionale del Lavoro.