La falta de agua lleva a 50 pueblos de Burgos a pedir amparo a las altas instancias

La mancomunidad Campos de Muñó se ha dirigido al Procurador del Común para denunciar la paralización del proyecto de abastecimiento de agua a más de medio centenar localidades de la zona y pedir su amparo porque la mayor parte de la población tiene que consumir agua de mala calidad.

La Razón
La RazónLa Razón

El presidente de la Mancomunidad y alcalde de Ciadoncha, José Luis Julián, ha recordado que el proyecto, que ejecuta la sociedad estatal Aguas del Duero, estaba en ejecución y muy avanzado hace muchos meses pero se paralizó por dudas y diferencias con el Ayuntamiento de Burgos para el entronque de la red con la que llega del embalse de Uzquiza.

Sin embargo, todo está «completamente paralizado» desde el pasado 9 de septiembre, cuando la sociedad estatal recibió la modificación del proyecto por parte del Ayuntamiento de Burgos, que inicialmente no consentía el entronque con su red y en ese momento comunicó que era posible.

El propio alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, ha declarado a Efe que el Ayuntamiento «ya ha hecho lo que tenía que hacer» tras un estudio que evidencia que la modernización de la red de agua de la ciudad permite disponer de más caudal y dar servicio a Campos de Muñó, «aunque la respuesta la tiene ahora Aguas del Duero». El presidente de la mancomunidad ha asegurado que, además de dirigirse al procurador del común, han remitido un escrito a Aguas del Duero, organismo del que no reciben información, para saber en qué punto se encuentran los trámites.