Lectura en internet: otro suspenso más

¿Entienden realmente los alumnos españoles lo que leen en internet? ¿son capaces de interpretar y reflexionar sobre esos contenidos y llegar a una conclusión? Flojean, es la respuesta. Necesitan mejorar.

Lectura en internet: otro suspenso más
Lectura en internet: otro suspenso más

Es la conclusión a la que llega el informe PISA-ERA en la primera evaluación en comprensión lectora digital que se ha hecho a jóvenes de 15 años de países de la OCDE y que vuelve a colocar a los estudiantes españoles por debajo de la media. El estudio nos sitúa en el puesto 14 entre los 19 participantes, 24 puntos por debajo de la media, y además constata que no todos los «nativos digitales», como se habla de las nuevas generaciones, se desenvuelven con soltura en el entorno digital, una habilidad que la escuela debe ayudarles a adquirir. Y es que «que un joven tenga facilidad para descargarse películas no significa que utilice mejor el ordenador para aprender», matiza Enrique Roca, coordinador de Relaciones Internacionales del Ministerio de Educación.

Resulta significativo el hecho de que casi uno de cada cuatro estudiantes españoles (el 23%) tenga un nivel muy bajo de rendimiento en lectura digital, cuando en esta situación se encuentra el 18% de los alumnos europeos. Un porcentaje similar, el 21%, es el de estudiantes que tienen un nivel muy bueno. Son aquellos capaces de valorar la información que procede de varias fuentes, navegar en distintos sitios webs y tener un criterio definido a la hora de valorar un texto. Pero si hay un dato llamativo es que el alumnado español se entera mejor de lo que lee en papel que de lo que lee en formato digital. Así, el promedio español en comprensión lectora digital es de 475 puntos, frente a la prueba de lectura impresa, que es de 481, aunque expertos del Ministerio de Educación creen que «es una cifra muy próxima y sin diferencias significativas».

En los países nórdicos, como Islandia y Suecia, o en Australia, Nueva Zelanda y Corea del Sur ocurre todo lo contrario. Los alumnos rinden más en lectura digital que en lectura impresa. Según Roca, es posible que un estudiante sea capaz de entender muy bien un texto en formato papel, pero luego a la hora de leer en internet no obtenga el mismo grado de comprensión. Y es que «para que el alumno tenga buenos resultados hay que prepararle en esas tareas en la escuela, aunque tenga un nivel de comprensión alto». En educación, como en otros ámbitos, otra vez se vuelve a constatar que el nivel socioeconómico influye bastante en los resultados.

La diferencia en rendimiento entre los que cuentan con un contexto favorable y desfavorable es de siete puntos, lo equivalente a más de dos años de escolarización. También se constata en el informe que los que tienen ordenador en casa obtienen mejores resultados que los que no, como parece razonable pensar. Hablemos de sexos. En lo que respecta a las diferencias de género, otra vez las chicas sacan ventaja a los chicos. «La distancia se acorta entre los sexos en el formato electrónico, aunque sigue siendo para las alumnas el mejor resultado», dice el informe. Esta diferencia es especialmente relevante en países como Nueva Zelanda. Además, el estudio constata que los estudiantes varones utilizan más el ordenador para el ocio en casa que las mujeres.

El Ministerio de Educación cree que el sistema educativo español es «uno de los más equitativos». Lo dice después de comprobar que no hay prácticamente diferencia entre los alumnos nacidos en España y los inmigrantes de segunda generación (dos puntos) cuando se comprueban los resultados, mientras que en los países de la OCDE esa diferencia alcanza los 29 puntos. Lo que cabe preguntarse ahora es cómo es posible que hayamos obtenido estos resultados después de la implantación del programa Escuela 2.0 que ha llevado las nuevas tecnologías a las aulas en casi todas las comunidades autónomas. El Ministerio de Educación asegura que el informe Pisa sobre lectura digital, que se conocidó ayer, se basa en una evaluación realizada en el año 2009 a 2.300 alumnos de 170 centros, cuando no estaba implantado el citado plan. Por eso espera que los resultados sean mejores en años venideros.

Los mejores, los coreanos
Corea, Australia, Japón y Nueva Zelanda son los mejores en comprensión lectora digital, mientras que los peor parados en el informe PISA-ERA son los colombianos y los chilenos. Según el informe, los buenos lectores son aquellos que no se detienen con páginas irrelevantes, cuando es necesario comparar información, suelen hacer varias visitas a la misma página, saben controlar el tiempo disponible, saben porqué están leyendo lo que leen y qué es lo que buscan.