Los escritores se apuntan al vídeo

El libro, en la era 2.0, busca nuevas alianzas para continuar siendo atractivo para las nuevas generaciones.

Jonathan Safran Foer repitió en vídeo las hazañas de su protagonista de «Tan fuerte, tan cerca»
Jonathan Safran Foer repitió en vídeo las hazañas de su protagonista de «Tan fuerte, tan cerca»

BARCELONA- El escritor Luis Magrinyà acaba de publicar «Habitación doble» (Anagrama), una novela dividida en cuatro historias en las que rastrea las difíciles relaciones padre e hijo y las extrañas conexiones en las que todos estamos envueltos. Sin embargo, la novela no se cierra en las páginas del libro y el autor ha decidido abrir la historia a otros formatos. «No sé que pasa, pero últimamente a los escritores nos ha dado por hacer vídeos. Es una gran oportunidad para ofrecer parte del libro que quedan fuera del propio video»·, asegura el escritor.Más que adaptacionesMagrinyà ha dirigido un pequeño cortometraje en alta definición en el que dibuja el espíritu de la novela y le otroga nuevas claves de comprensión. «Es algo "underground". Hacer un vídeo es un poco disparatado, pero el género me gusta mucho. El resultado es una locura, pero aspira a ser bueno y profundo», comenta.Desde luego, no es el primero que se apunta a los medios audiovisuales para ampliar la red de significado de sus libros. La literatura española ha entrado algo más tarde que la anglosajona en este medio, pero ahora es una práctica habitual. Los «nocilleros» Jorge Carrión y Vicente Luis Mora han utilizado sus «blogs» para dar mayor repercusión a sus libros, a veces hasta hacer evidente algo extraño, que los libros no son lo más importante.La utilización del vídeo se remonta a los 80 y parte del mercado anglosajón. Tiene ejemplos brillantes, como el trabajo que realizó Jonathan Safran Foer con su novela «Tan fuerte, tan cerca» (Lumen), en el que reproducía en directo las peripecias del personaje de su libro. «Lo único que quería era meterme en su piel. He vivido en su cerebro durante dos años y medio y pensé que estaría bien hacer lo que él hacía», asegura.El llamado «booktrailer» imita a los avances de próximos estrenos del cine y su implantación es generalizada. Tanto es así que las librerías han instaurado pantallas para poder mostrarlos. Desde la nueva novela de Thomas Pynchon a la última de John Irving, ningún gran título se escapa de esta nueva moda. Pero la relación con el audiovisual llega más lejos con el llamado hipertexto, que lidera el escritor Robert Coover. A través de la interconexión de formatos que posibilita el ordenador, busca escribir historias a través de la unión de literatura, imagen y música. «Y el siguiente paso será escribir la realidad virtual», concluye.