Rajoy vigilará si hay pasos hacia la izquierda abertzale

El líder del PP no enjuicia la opinión de Mayor sobre una posible negociación

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, (c) posa para fotografía de familia con los integrantes del Comité Nacional en la plaza del Obradoiro
El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, (c) posa para fotografía de familia con los integrantes del Comité Nacional en la plaza del Obradoiro

La ocasión, la ofrenda al Apóstol Santiago, justificó que hasta el presidente valenciano, Francisco Camps, reservara esta vez un hueco en su agenda para asistir al Comité Ejecutivo con el que el PP arrancó ayer el nuevo curso político. La noticia estuvo más en la imagen de la «plana mayor» del PP ocupando los primeros bancos de la Catedral compostelana y, sobre todo, en la masiva respuesta de los dirigentes a la convocatoria, que en el debate interno o en el mensaje que trasladó Mariano Rajoy en su comparecencia pública. Y es que el líder esquivó las cuestiones delicadas, como las candidaturas electorales, y buscó el titular en la reafirmación de su posición de siempre en materia de lucha antiterrorista. «El único comunicado que nos importa es el que anuncie la disolución de ETA y ponga fin al terrorismo. Este comunicado (en alusión al del domingo) no tiene ningún valor y no cambia nada», sentenció, antes de reiterar su apoyo «total» al Gobierno siempre que se mantenga dentro del Acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo, es decir, no negocie e impida que «ETA o cualquiera de sus franquicias» se presenten a las elecciones. A puerta cerrada, advirtió al PP de que su apoyo no es a ciegas y que estará «vigilante».

Las reservas ahí están, aunque con micrófonos delante midió sus palabras e impuso la prudencia, mientras que de fondo sobrevolaban las declaraciones de su portavoz en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja. El ex ministro ha denunciado que el comunicado de ETA «confirma la existencia de un proceso de negociación» entre la banda y el Ejecutivo. El presidente del PP no se expresó en esos términos ni hizo suyas sus palabras, aunque sí aclaró que sus opiniones siempre las tiene muy en cuenta. Una de cal y otra de arena para no rectificarle y para tampoco asumir el coste de ir contracorriente por avalar un discurso incómodo ante la opinión pública. «La opinión del PP es la que acabo de expresar, sin entrar en otros matices», precisó, tras alabar la trayectoria profesional de Jaime Mayor y sus conocimiento en materia de lucha antiterrorista. El ex ministro no asistió a la Ejecutiva al encontrarse en Estrasburgo.

Fuera del orden del día sólo tomaron la palabra el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo; la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá; y la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez para plantear el problema de la financiación autonómica y municipal. Rajoy reunirá este mes a sus presidentes autonómicos y a sus alcaldes para capitanear la protesta territorial.