«Willkommen Raúl»

Serio como casi siempre, Raúl llegó al aeropuerto de Manises y allí le esperaba un comité de bienvenida. No aterrizó en «su» Madrid, era Valencia, pero unas 150 personas esperaban al ex capitán madridista y de la Selección

Raúl, aclamado a su llegada a Valencia
Raúl, aclamado a su llegada a Valencia

Habían montado una pequeña fiesta con un capote con el escudo del Real, emulando al delantero cuando daba unos pases toreros en el césped al ganar un título; y con pancartas en las que le llamaban el «eterno "7"». Raúl se presentó por la terminal el primero, encabezando la expedición del Schalke 04, que esta noche se enfrenta al Valencia en la ida de los octavos de la Liga de Campeones. «Raúl, artista, siempre madridista», fueron los primeros gritos de sus seguidores, que le perseguían, le decían que es «el más grande» y buscaban su autógrafo. Entre ellos había una pequeña con la camiseta del conjunto alemán que aparte de una firma se llevó un beso.

Un partido especial

Así fue el regreso de Raúl a España ocho meses después de abandonar el Real Madrid. Falta por verle de nuevo en un partido, porque de corto se vistió para el entrenamiento de por la tarde en Mestalla. «Será un encuentro especial por ser la primera vez que vuelvo a España.

Estoy contento con el recibimiento, la gente me demostró muchísimo cariño», dijo en conferencia de prensa, ya más relajado, más sonriente, aunque sin llegar a estar cómodo del todo. Nunca le gustaron los focos. «Es un ejemplo tanto en el campo como fuera de él», lo elogió su técnico, el exigente Felix Magath. Raúl ya es un jugador muy respetado en el Schalke, pese a que lleva únicamente algo más de medio año. Está disfrutando de la experiencia de conocer una liga diferente a la española. «Estoy conociendo otros métodos de entrenamientos y de forma de jugar», asegura. Y está marcando goles, como siempre: lleva 12 (10 en 19 partidos de Liga y 2 en 6 de la «Champions»).

«Raúl engrandece la eliminatoria», resume Unai Emery. Pero hay mucho más. Para el Valencia es un encuentro importantísimo, en la competición que te hace sentir importante. «Para muchos éste es el partido más importante de nuestra vida», analizó Soldado. El equipo del Turia, con la duda de Mata, espera recordar viejos tiempos en una competición en la que jugó dos finales (2000 y 2001). En la primera fue precisamente Raúl uno de sus verdugos. En la otra fue un equipo alemán, el Bayern, en la tanda de penaltis.

FICHA
Valencia: Guaita, Miguel, Ricardo Costa, Maduro, Mathieu; Topal, Tino Costa, Banega o Aduriz, Joaquín, Mata o Pablo y Soldado.
Schalke
: Neuer; Uchida, Höwedes, Metzelder, Schmitz; Kluge, Maitip; Farfán, Jurado; Raúl y Huntelaar.
Árbitro: Aleksei Nikolaev (Rusia).
Estadio: Mestalla.