Un teatro clásico en Casa de Vacas

El Ayuntamiento recupera el escenario teatral, con 150 butacas, que esconde la sala de exposiciones de El Retiro. El teatro será público y su gestión, también enfocada a la música, saldrá a concurso para su estreno en otoño

MADRID- Existe desde 1985, pero por distintas razones no se había empleado y prácticamente nadie lo conoce. Sin embargo, el próximo otoño, el teatro de la Casa de Vacas de El Retiro se estrenará con una programación clásica, tal y como fue concebido. La concejala de distrito, Ana Román, ha confirmado a LA RAZÓN que abrirá un concurso público para adjudicar la gestión de la sala, con capacidad para 150 personas, a una empresa teatral.

Se abrirá así al público uno de los pequeños secretos que guarda una de las salas de exposiciones más codiciadas por los artistas para presentar sus obras. Por la Casa de Vacas han pasado desde Sorolla a Annie Leibovitz, además de Eduardo Úrculo, Françoise Legrand, Pastrana o Antonio de Felipe, «fan» absoluto de El Retiro, que ha repetido tres veces en esta sala. En total, 215 exposiciones desde que se reabrió para este fin a mediados de los 80.
«Tenemos todo el año ya programado y casi todo 2013», explica la concejala. El motivo por el que tiene tanta demanda es, para empezar, su situación. «Está en un sitio estupendo y dentro de un itinerario cultural –cuenta Román–, puesto que está al lado del Museo del Prado». De hecho, la concejala de distrito está intentando que el Museo Reina Sofía la incluya en su itinerario cultural junto al Palacio de Cristal y la casa de Velázquez. Además, un domingo cualquiera con buen tiempo «pueden pasar hasta 2.000 personas por la exposición, así que todas son un éxito», asegura.

Para mayores y niños
Por ello, desde la Junta de Distrito de Retiro se espera conseguir un buen promotor teatral que aproveche la sala para albergar obras teatrales para mayores y niños, así como conciertos clásicos o zarzuela. «También espero incluir este teatro en la gira del Distrito Artes, que son las compañías de teatro y danza residentes del Ayuntamiento de Madrid que recorren los distintos centros culturales de la ciudad», confía Ana Román.

Consagrada como templo de la pintura, la escultura y la fotografía, la Casa de Vacas fue construida por orden de Fernando VII como «Casa Reservada del Real Sitio del Buen Retiro», con un diseño del arquitecto Isidro González Velázquez. Cuando en 1868 la Corona perdió los derechos sobre el parque, pasó a depender del Ayuntamiento de Madrid, que primero la convirtió en una vaquería, después en un café restaurante y, por último, en la sala de fiestas Pavillón. El arquitecto Guillermo Costa fue, siendo alcalde Juan Barranco, quien finalmente transformó el edificio en la actual sala de exposiciones de 500 metros cuadrados y con un teatro en la planta superior que se concibió para las obras clásicas.

Junto con artistas consagrados de pintura, dibujo, grabado, escultura –«cuyas muestras quiero que cuando llegue el buen tiempo se pueda extender a la terraza», confesó Román– y fotografía, la Casa de Vacas también ha albergado exposiciones como la de la historia del zapato, del traje, o de relojes antiguos. Cada exposición permanece aproximadamente un mes, aunque se puede prolongar quince días más. «Las obras expuestas no se venden, pero vienen muchos galeristas que se interesan por el autor para comercializar su trabajo», explica Román. Actualmente no hay ninguna exposición, pero el próximo 7 de mayo se inaugurará el otro trabajo artístico de la actriz Carmen Conesa, que está especializada en retratar a sus compañeros de profesión. «También se celebran tres certámenes anuales que ya han alcanzado un nivel muy alto de prestigio», detalla la concejala. El decano es el Premio de Pintura BMW, que este año celebrará su 27ª edición. Se trata de un concurso nacional con un jurado compuesto por artistas, galeristas y críticos de reconocido prestigio. También se celebrará, por tercera vez, el Certamen de Fotografía de Asisa, patrocinado por la aseguradora.

En noviembre tendrá lugar el Salón de Otoño de la Asociación Española de Pintores y Escultores, durante el cual se celebrará el Certamen de Pintura Rápida. «En una mañana, niños y mayores tienen que realizar una obra inspirada en El Retiro que se juzga a mediodía, y ya llevamos 24 ediciones con mucho éxito», cuenta la concejala.

Certámenes
Ana Román espera que el prestigio de la sala de exposiciones contribuya al éxito del teatro. «Hasta ahora sólo se utilizaba como salón de actos para presentaciones de libros o conferencias, para las que lo cedíamos gratuitamente», explica. Ahora quiere recuperar el escenario, que se conserva en muy buen estado y que, al igual que el resto del edificio, tiene también sus secretillos entre las butacas.

Por ejemplo, cuando se reformó en 1985, el techo de la sala de teatro era un lucernario en el que se instaló un sistema automático de toldos para ocultar la luz cuando hubiese alguna representación. Dicho sistema todavía funciona y tan sólo habrá que rehabilitar uno de los toldos, que se estropeó, y se pintó de negro el cristal para que la luz no entrara. «También introduciremos alguna mejora técnica, pero por lo demás se podría utilizar hoy mismo», asegura Román.

 

El detalle
De Sorolla a la monja pintora

Por la sala de exposiciones de la Casa de Vacas han pasado artistas consagrados, de Sorolla a Annie Leibovitz. Y ya está prevista, para febrero de 2013, una muestra de Isabel Guerra, la monja pintora. «De manera excepcional, y como esperamos que haya mucha afluencia de público, durará dos meses», explicó la concejala de Retiro, Ana Román. Aunque el aforo de la sala es de 400 personas y su particular configuración en «u» permite un tránsito muy fluido de personas, desde la Junta de Distrito ya se han preparado para ordenar la cola de gente que esperan que acuda a ver los famosos retratos de sor Isabel. «Se detendrá la cola en la entrada y según vayan saliendo, se irá dejando pasar», cuenta Román. Isabel Guerra es académica de honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis y académica correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo.