Demasiado grande para caer por Enrique Quemada

La Razón
La RazónLa Razón

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó ayer que no se contempla la posibilidad de solicitar ayuda financiera exterior pero pidió un «mensaje claro y contundente» en defensa del euro, así como una afirmación en favor de la sostenibilidad de la deuda pública de todos los países del euro. Lo pidió porque ve un «serio riesgo» de que los mercados no presten dinero a España o lo hagan a precios «astronómicos».

¿Por qué nos está pasando esto con el esfuerzo que estamos haciendo?
El problema es que España sigue gastando más de lo que ingresa y cuando se habla de reducir el déficit al 5,3% no se está hablando de devolver deuda, ni de reducir deuda, sino de seguir acumulando todavía más deuda. Pero ahora, el Estado en lugar de pedir –como el año pasado– 85.000 millones de euros más al resto del mundo, lo hará por importe de 55.000 millones de euros.

España necesita refinanciar los vencimientos de su deuda y necesita emitir más deuda. Como nadie quiere comprarla (de ahí que el Gobierno esté luchando por reducir al máximo el déficit), el BCE tuvo que prestar hace unos meses a los bancos españoles 300.000 millones de euros y éstos han usado todo el dinero prestado para comprar deuda española.

Sin embargo, el BCE no quiere prestar más y se resiste a comprar nuestros bonos. Ayer se vio forzado a comprarlos porque si no la prima de riesgo seguiría subiendo por encima de los 500 puntos básicos sobre el bono alemán, lo que llevaría a un posible rescate. España es demasiado grande para ser rescatada porque provocaría un contagio a Italia y no hay dinero en Europa para rescatar a las dos. No sólo eso, si hubiera una quita en España o Italia, la banca europea quebraría.

Por eso, el problema de España e Italia es un problema de toda Europa y, como consecuencia, los gobernantes de Europa tendrán que seguir comprando bonos de España a través del Banco Central Europeo y seguir conteniendo nuestra prima para que no se desbarate el Euro.
Si se rompiera el euro se perdería en cinco años el 100% de lo que es hoy el PIB anual de toda Europa.

Eso es lo bueno de ser sistémico, que eres demasiado grande para caer.

 

Enrique Quemada
Consejero deleg. ONEtoONE Capital Partners