Una anestesista de Morín niega haber participado en los abortos en que aparece su firma

Una anestesista de las clínicas del doctor Carlos Morín, acusado de más de un centenar de abortos ilegales en 2007, ha asegurado al juez que no ha participado en ninguna de las 33 interrupciones de embarazo ilegales que se le imputan, pese a aparecer su supuesta firma y sello en los historiales de las pacientes.

Así lo ha explicado la anestesista imputada Ester S. en este jueves durante el juicio que se celebra en la Audiencia de Barcelona, donde ha rechazado responder a las preguntas de la fiscal y de los letrados de las partes, y solamente lo ha hecho a su abogado, Manuel González Peeters.

Además, la anestesista ha rechazado que haya dado permiso a las clínicas de Morín de utilizar su firma y sello en los abortos en los que ella no habría participado: "Nunca lo he autorizado porque sería un suicidio profesional".

También ha intentado dejar claro que su labor no consiste en acreditar si una paciente cumple con los requisitos legales para practicar el aborto --embarazo inferior a 22 semanas, malformación del feto y riesgo para la mujer, entre otros-- sino que sólo examina el historial y antecedentes para que no haya complicaciones en la operación.

La supuesta utilización de la firma y sello de los médicos sin su consentimiento salió ya este miércoles a la luz en las declaraciones de los ginecólogos imputados Ramón T. y Antonio R. que aseguraron que en varios de los abortos ilegales que les imputan no habían participado ni la rúbrica era suya.

El mismo argumento ha esgrimido en su declaración este jueves el ginecólogo también imputado Dimas C., que sí se ha prestado a responder a las preguntas de la fiscal, y que ha asegurado que los sellos de los personales estaban en la clínica "a disposición de todos".