Fue Corpus

La Razón
La RazónLa Razón

Ayer fue Corpus, se pusiesen como se pusiesen los calendarios. Fue Corpus para las viejas, que recordaban lo de los «tres jueves del año que relucen más que el sol, Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión»; para los feligreses que cumplieron por error, pensando que era precepto, e incluso fue Corpus para muchos ateos, convencidos de que hacían puente a expensas de una tradición religiosa. Es tan aberrante que el Corpus no sea fiesta en España que no hay forma de desarraigar las conciencias. ¿Cómo explicar que es fiesta de la Eucaristía en Alemania, Estados Unidos o Filipinas y no en España, porque en 1987 la Iglesia cedió ante el Gobierno, empeñado en quitarlo? El lío resultante ha sido monumental. Litúrgicamente, la conmemoración se celebra el domingo próximo (es cosa rara, porque Jesús instituyó la eucaristía un jueves, de ahí la tradición). Pero claro, la excepción son Toledo, Sevilla, Granada y los pueblos que tienen Corpus por fiesta patronal. Además, hete aquí que hay autonomías que han vuelto a hacer feriada la jornada para aprovechar el puente. El resultado es el caos. –Que no, que no, que hoy no es fiesta –¡Pero si es precepto!... –Que no, que no, que la misa es el domingo. – Pero entonces, ¿por qué Madrid y Castilla-La Mancha tienen fiesta? –¡En Toledo es precepto el jueves! Lo que les digo, lío padre. La parte buena: queda demostrado que ni el poder puede con la hondura de una memoria de siglos. En mi barrio siguen con que ayer fue Corpus. Se ponga el calendario como se ponga.