Recuperación por Pedro SÁNCHEZ

La Razón
La RazónLa Razón

La economía y la crisis del euro centrarán el debate. En Bruselas nos jugamos el futuro de Europa, sobre todo el de aquellos que compartimos moneda. Ayudar a Grecia significa ayudar al euro a recuperar su credibilidad. Resulta lamentable ver cómo la oposición conservadora griega se opone al plan de ajuste del actual primer ministro. Quien originó el problema es ahora quien se opone a la solución: equilibrar los gastos al nivel de los ingresos. El irresponsable comportamiento de dicha oposición no nos resulta extraño tras ver cómo se comporta el PP. Quienes, como el PP, demandan reformas siempre se oponen cuando llegan; quienes, como el PP, reclaman confianza son los primeros en dudar sobre las cuentas; y quienes, como el PP, denuncian una supuesta autonomía perdida se olvidan de que fueron sus gobiernos y su burbuja inmobiliaria los que entregaron a los mercados buena parte de la autonomía española: el PP engendró un modelo que elevó el endeudamiento privado hasta superar el 150% del PIB. Si para los españoles la solución se libra en dos escalas, europea y nacional, las respuestas que el Gobierno está dando obedecen a esa misma premisa: en Bruselas promueve un verdadero gobierno económico europeo que dé estabilidad al euro; mientras que a nivel nacional continúa con la hoja de ruta marcada por el presidente hace un año. Tarea modernizadora que el Gobierno afronta solo, con la compañía ocasional de partidos nacionalistas que muestran más compromiso con España que el PP. Tarea modernizadora que merece la pena porque, gracias a ella, lograremos adelantar lo que de verdad importa: la recuperación económica.


Pedro Sánchez
Diputado del PSOE por Madrid y miembro del Comité Electoral