Asia

Pakistán bloquea los suministros de la OTAN tras un ataque en la frontera

Un nuevo ataque aéreo de las Fuerza Internacional de Asistencia Internacional (ISAF) –el nombre que recibe la misión de la OTAN en Afganistán– en el vecino Pakistán desató ayer la indignación del Gobierno de Zardari, que decidió bloquear una de las rutas de suministros de los soldados de la Alianza.

Un soldado paquistaní en el puesto de control de Chaman bloquea los camiones de suministro de la OTAN a Afganistán
Un soldado paquistaní en el puesto de control de Chaman bloquea los camiones de suministro de la OTAN a Afganistán

En el ataque áereo, perpetrado a primera hora de ayer, murieron tres soldados del cuerpo paquistaní de fronteras, al que se suman otros dos ataques de la ISAF en terrotorio paquistaní en una semana. Islamabad ya protestó el 27 de septiembre por las dos primeras incursiones, que causaron más de 30 muertos, y ahora impide la circulación de camiones de suministros por el puesto fronterizo Torjam, en la región de Jyber, vital para el mantenimiento de las tropas extranjeras en el país vecino.Por su parte, un portavoz de la ISAF, el comandante Sunset Belinski, aseguró que los helicópteros tenían por objetivo a los milicianos en la provincia afgana de Paktia, en el este y enfrente a Kurram, y que «no cruzaron a Pakistán». Una investigación conjunta determinará si ambos incidentes están vinculados. La disputa fronteriza se produce mientras el jefe de la CIA, Leon Panetta, comienza una visita oficial, que ya estaba programada, para entrevistarse con las autoridades paquistaníes.