Ofensiva por el AVE a La Meca

El Gobierno moviliza a instituciones como el Senado para que la oferta española gane el contrato. El monto de la obra es de 10.000 millones

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

MADRID- Francia ataca y España contraataca. Si hace unas semanas el diario galo «Le Figaro» informó de que el secretario de Estado de Comercio francés, Pierre Lellouche, había viajado a Arabia Saudí para intentar decantar la adjudicación de la línea de alta velocidad ferroviaria entre La Meca y Medina en favor de la oferta francesa encabezada por Alstom y los ferrocarriles públicos SNCF, ahora es el Ministerio de Asuntos Exteriores español el que ha empezado a mover sus fichas para decantar la balanza a favor de la oferta del otro finalista del concurso, el consorcio español que encabezan Renfe, Adif y Talgo.


Movilización
Según han explicado a este periódico fuentes próximas al concurso, el departamento que dirige Trinidad Jiménez está accionando todos los resortes a su alcance para que Arabia se incline por la oferta española. Para ello, está movilizando a todas las instituciones nacionales de prestigio que puedan vender la marca España y las bondades de las compañías españolas en el sector de la alta velocidad ferroviaria, área en la que las empresas nacionales son punteras a nivel mundial y gozan de gran prestigio.

En el marco de esta estrategia se enmarca, por ejemplo, el viaje que realizará el próximo mes una delegación del Senado que encabezarán su presidente, el socialista Javier Rojo, y su vicepresidente, Juan José Lucas (PP). La comitiva tiene marcado como uno de sus grandes objetivos tratar la cuestión del AVE a La Meca.

Lo que está en juego es la adjudicación de la segunda fase del proyecto, la explotación y mantenimiento de la línea, que tiene un trazado de 450 kilómetros, durante los próximos doce años, pues la construcción de la infraestructura y las vías ya fue adjudicada. El montante del contrato, incluidas las dos fases, ronda los 10.000 millones de euros, según barajan las compañías.

El consorcio español, denominado Al-Shoula Group, está integrado por las tres empresas antes citadas y por Copasa, Imathia, Cobra (ACS), OHL, Dimetronica, Inabensa e Indra. Algunas fuentes consideran que este consorcio es el favorito en el concurso, pues su oferta cuenta con un descuento cercano al 30% sobre las condiciones de partida.