Un parlamentario del PSOE hizo de asesor laboral en un ERE investigado

El primer punto del orden del día del primer Pleno del Parlamento de Andalucía de 2011 de mañana miércoles incluye el juramento o promesa de acatar la Constitución y el Estatuto de Autonomía para Andalucía de Ramón Díaz Alcaraz, que ocupará la vacante de Evangelina Naranjo Márquez.

Díaz Alcaraz es el secretario general de una agrupación socialista de Sevilla. En la imagen, con el vicepresidente tercero, Manuel Chaves
Díaz Alcaraz es el secretario general de una agrupación socialista de Sevilla. En la imagen, con el vicepresidente tercero, Manuel Chaves

Si el PSOE no cambia de opinión en las próximas horas, llevará a la Cámara andaluza a uno de los asesores del ex director general de Trabajo, Francisco Javier Guerrero, la persona que gestionó un «fondo de reptiles» –como él mismo declaró ante la Policía Judicial– de 647 millones entre 2001 y 2009.

Díaz Alcaraz ejerció como asesor de la Consejería de Empleo adscrito a la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía. Se trata del órgano directivo responsable de las ayudas a las empresas en crisis que investiga el juzgado de instrucción número de 6 Sevilla, ya que hasta ahora han aparecido 39 personas incluidas en expedientes de regulación de empleo de manera irregular.

Fuentes consultadas por este periódico aseguran que Díaz Alcaraz participó de manera activa en las negociaciones de varios ERE que ahora se están revisando. Existe prueba documental de que firmó en calidad de asesor de la Consejería de Empleo el acta final de 4 de julio de 2007 que afectó a los trabajadores de la empresa Delphi en Cádiz –uno de los más importantes de los últimos años– y en el que intermedió Vitalia. En esta sociedad trabajó como comercial Francisco José González, detenido por los presuntos delitos de cohecho y estafa.

Antes de trabajar para el Gobierno andaluz, estuvo en el sindicato UGT y ocupó la secretaría general de la Federación del Metal, Construcción y Afines en Andalucía desde junio de 2002 hasta octubre de 2005 –no acabó su mandato y Manuel Jiménez ya ejercía como tal desde finales de 2004–. Compañeros suyos de UGT en aquella época consultados por LA RAZÓN admiten que forzaron su salida porque consideraban que defendía posturas más cercanas al PSOE que a la sección sindical. Fue entonces cuando comenzó su colaboración con Francisco Javier Guerrero.

Tras pasar por la Junta, Díaz Alcaraz se marchó a la Diputación Provincial de Sevilla como director del departamento de recursos humanos. La institución supramunicipal la preside Fernando Rodríguez Villalobos, que es también presidente del PSOE de Sevilla y colaborador estrecho de José Antonio Viera, secretario general del partido en la provincia sevillana. Este último fue consejero de Empleo y Desarrollo Tecnológico entre 2000 y 2004 e impulsó un convenio con una sociedad instrumental pública –el IFA– para «agilizar» los trámites de concesión de ayudas a empresas en crisis. El Informe de la Brigada de la Policía considera que se pretendía evitar la fiscalización de las cantidades económicas.

Actualmente, ocupa la secretaría general de la Agrupación Local Socialista de Sevilla «Alcosa-Este- Torreblanca».