África

La hija de Gadafi pone en duda que la ONU esté investigando la muerte de su padre

La hija del depuesto dirigente libio Muamar Gadafi ha puesto en duda que la comisión establecida por la ONU para investigar las violaciones de Derechos Humanos cometidas durante el conflicto en Libia esté analizando las circunstancias en que murió su padre el pasado 20 de octubre.

Después de solicitar sin éxito ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) la apertura de una investigación, Aisha Gadafi se ha dirigido a la ONU para, a través de una carta de su abogado, cuestionar que las pesquisas abiertas sirvan para anlizar los abusos cometidos tanto por las fuerzas del régimen como por los rebeldes.

De las circunstancias en que murieron Gadafi y uno de sus hijos, Mutassim, apenas se conocen detalles salvo las imágenes que han trascendido y en las que se ve al dictador siendo atacado tras su captura, ocurrida a las afueras de Sirte.

"Todo el mundo ha visto estas muertes y han sido condenadas rotundamente por quienes defienden el estado de derecho. Es inconcebible, por tanto, que la comisión de investigación rechace investigarlas", recoge la carta, firmada por el abogado Nick Kaufman.

El abogado traslada su "preocupación"por lo que parece una "falta de voluntad"por parte de la comisión, que pese a haber entrevistado a decenas de personas no se ha puesto en contacto ni con Aisha Gadafi ni con otros miembros de la familia del antiguo dirigente.

"Puede ser visto como una falta de imparcialidad", ha advertido. Aisha Gadafi, su madre Safiya, sus hermanos Hannibal y Mohamed y otros miembros de la familia huyeron a Libia después de que las fuerzas rebeldes se hiciesen con el control de Trípoli en agosto. Desde entonces han vivido en la vecina Argelia.