Condenan a «Le Monde» a pagar 15000 euros al Barça por relacionarle con la «Operación Puerto»

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha condenado al diario francés "Le Monde"a pagar una indemnización de 15.000 euros al Fútbol Club Barcelona por publicar una noticia en la que se relacionaba al equipo catalán con la "Operación Puerto"y con el doctor Eufemiano Fuentes y se insinuaban prácticas de dopaje.

El artículo en cuestión, titulado "El Real Madrid y el Barça vinculados al doctor Fuentes", fue publicado el 7 de diciembre de 2006 en la página web del periódico y al día siguiente en su edición impresa.

La noticia imputaba al Barça la existencia de un supuesto encargo al doctor Fuentes para realizar los planes de preparación del club para la temporada 2005-2006. Según el periódico francés, estos planes pasaban por el uso de sustancias dopantes, que fueron supuestamente transmitidas oficiosamente a los servicios médicos del club.

"Le Monde"también aseguraba que el presunto cerebro de la "Operación Puerto"realizó visitas médicas particularizadas a los jugadores del Fútbol Club Barcelona. Los magistrados de la Sala de lo Civil del Supremo, presididos por Juan Antonio Xiol Ríos, han concluido que, con esta información, "Le Monde"cometió una intromisión ilegítima en el derecho al honor del Barça, según consta en la sentencia hecha pública este lunes.

El Alto Tribunal confirma por lo tanto la condena impuesta a la mercantil Societé Editrice du Monde, editora del diario, y al redactor Stéphane Mandard, autor de la información, a indemnizar solidariamente con 15.000 euros al equipo de fútbol. Esta cuantía fue fijada en octubre de 2009 por la Audiencia Provincial de Barcelona, que rebajó la indemnización de 300.000 euros impuesta en un primer momento por los juzgados de primera instancia.

La sentencia del Supremo declara que "Le Monde"no ejerció de forma legítima la libertad de información "pues, pese a que existía un interés público elevado en el asunto, la información publicada no era veraz". Los magistrados del Alto Tribunal acusan al diario francés de "haber utilizado datos inconsistentes y no contrastados, siendo las fuentes y la comprobación llevada a cabo por el periodista insuficientes para la publicación de una noticia que por su gravedad y trascendencia social implicaba el descrédito en la consideración del club".