FC Barcelona

El último aplauso a Raúl

El Manchester golea al Schalke en la despedida del «7» de la «Champions»

manchester4_1B
manchester4_1B

Raúl salió de Old Trafford con la sensación de que acababa de terminar su partido homenaje. Un encuentro en el que pudo reencontrarse con antiguos compañeros. Como Michael Owen, que le «robó» un Balón de Oro pero sólo pudo ser suplente del «7» en el Real Madrid. Después de jugar más partidos y marcar más goles que nadie en la Liga de Campeones, Raúl se despedía de la competición que ganó tres veces, de la competición que le hizo grande. Se marchó con una derrota, pero con el orgullo intacto por haber llevado al Schalke hasta las puertas de la final. Sólo él podía acercar tanto al equipo alemán hasta el último partido. Se marchó en Old Trafford, el campo en el que terminó una de las jugadas más gloriosas del madridismo reciente en Europa, la del taconazo de Fernando Redondo. Y se marchó con la camiseta del Manchester, uno de sus rivales preferidos en la competición.
Su única pena es que ayer no podía competir. El United es un equipo muy superior al Schalke. Lo demostró en el encuentro de ida, pero ayer no necesitó ninguna exhibición para quitarse de encima al equipo alemán. Ni siquiera necesitó al equipo titular. Todas sus estrellas esperaban en el banquillo, porque a Ferguson le importaba mucho más el partido del sábado contra el Chelsea que hacer sangre a un enemigo que ya estaba derrotado desde hace una semana. Además, Neuer, el guardameta del Schalke que había impedido la goleada en la ida, ayer no era capaz de contener el ataque inglés. Valencia marcó sin que pudiera hacer nada y en el segundo gol, de Gibson, pudo hacer mucho más. Puso mal las manos y despejó la pelota hacia dentro de su portería.
El gol de Jurado sólo sirvió para amortiguar un poco el dolor. Nadie en el equipo alemán pensaba en la remontada. Ni siquiera Raúl. Y si él no creía, sus compañeros, mucho menos. Por eso no es extraño lo que ocurrió después del descanso, los dos Anderson que pudieron ser alguno más.
Se marchó Raúl, con las lágrimas asomando y el orgullo pleno. Despedirse allí era su premio.
 

Guardiola «espió» al Manchester
El técnico del Barcelona viajó hasta Manchester para ver in situ a su rival en la final de la Liga de Campeones el próximo 28 de mayo. Guardiola presenció el choque desde el palco de Old Trafford, sentado junto a Manel Estiarte, jefe de relaciones externas del conjunto azulgrana. El problema para Pep es que no pudo sacar demasiadas conclusiones, ya que Alex Ferguson aprovechó la ventaja conseguida en la ida para hacer muchas rotaciones y reservar a sus futbolistas más importantes.
 


- Ficha técnica:

4 - Manchester United: Van der Sar; Rafael (Evra, m.60), Smalling, Evans, O'Shea; Gibson, Scholes (Fletcher, m.73), Anderson; Valencia, Berbatov (Owen, m.77), Nani.
1 - Schalke 04: Neuer; Uchida, Höwedes (Huntelaar, m.70), Metzelder, Escudero; Papadopoulos, Baumjohann (Edu, m.46); Farfán (Matip, m.72) Jurado, Draxler; Raúl.
Goles: 1-0: m.26: Valencia. 2-0: m.31: Gibson. 2-1: m.35: Jurado. 3-1: m.72: Anderson, 4-1: m.76: Anderson.
Árbitro: Pedro Proença (Portugal). Amonestó a Gibson (36), Scholes (m.38), Anderson (m.42). Escudero (m.58).
Incidencias: Partido de vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones disputado en Old Trafford ante 75.000 espectadores. Presenció el encuentro en el palco el entrenador del Barcelona, Pep Guardiola