Si fuma no mire la cajetilla

El Gobierno da un año a las tabaqueras para incluir imágenes impactantes en los envases. Tumores de pulmón y cadáveres, entre las fotos elegidas

Las cajetillas llevarán fotografías sobre los riesgos del tabaco
Las cajetillas llevarán fotografías sobre los riesgos del tabaco

Está visto que 2011 está llamado a ser un año aciago para los fumadores. No sólo se les impedirá encender un cigarrillo en cualquier lugar público y cerrado, con la reforma de la Ley Antitabaco. Además, cuando salgan a la calle para fumar, se encontrarán con una docena de imágenes desagradables estampadas en las cajetillas. Desde pulmones con cáncer hasta dentaduras destrozadas, pasando por un cadáver, además de alusiones al riesgo sexual que conlleva el tabaco. Así lo aprobó ayer el Consejo de Ministros, que dio el visto bueno al Real Decreto que modifica el etiquetado de los productos de tabaco. Como ya adelantó LA RAZÓN el pasado mes de enero, las 14 imágenes seleccionadas, que serán incluidas en los envases de forma rotatoria, de acuerdo con Sanidad, han sido escogidas de un catálogo elaborado por la Unión Europea en 2005. Entre las fotografías destacan las que reproducen tumores malignos de pulmón o una operación quirúrgica a corazón abierto, en alusión al riesgo de cardiopatía derivado del tabaco. También hay una imagen de un niño respirando humo, de un feto, y de una jeringuilla, que alerta de lo adictivo que es el tabaco, además de alusiones a la impotencia y a la infertilidad masculina. Junto a ellas, el Ministerio de Sanidad destaca que también se incluyen mensajes positivos, como los que advierten de que dejar de fumar reduce en un 50 por ciento el riesgo de enfermedades coronarias. El Ejecutivo ha otorgado una prórroga de un año a los fabricantes de cigarrillos para que incluyan las imágenes en las cajetillas, «en previsión del coste que pueda suponer para la industria tabaquera la modificación del etiquetado», de acuerdo con Sanidad. Para los envases de otros productos de tabaco, como el de liar, la prórroga será de dos años. La Asociación de Empresas Tabaqueras ya ha garantizado que «la normativa se cumplirá». De este modo, España se convertirá en 2011 en el cuarto país de Europa en adoptar esta medida. El primero fue Bélgica, en 2006, y pese a que la UE prevé que cualquier estado miembro pueda incluir las fotografías, sólo Rumanía y Reino Unido han seguido el ejemplo hasta ahora.

Efectividad en entredichoSin embargo, y pese al empeño del Gobierno, la efectividad de las imágenes contra el tabaquismo es más bien discreta. Los médicos lo reconocen: las fotografías sólo causarán impacto el primer o segundo año. Así lo asegura Rodrigo Córdoba, miembro del Comité Nacional del Tabaquismo. Pese a ser partidario de la medida, admite que los estudios realizados en países que ya tienen estas imágenes en las cajetillas, como Canadá y Brasil, revelan que «son efectivas sobre todo en la intención de dejar de fumar. Entre el 20 y el 30 por ciento de los fumadores lo intenta, porque reciben el impacto hasta 7.000 veces al año». Sin embargo, sólo un 2 por ciento de ellos lo consigue finalmente.