Silvia Clemente anuncia una solución para Seda Solubles en cuatro meses

La familia propietaria propone ante el juez un convenio de acreedores

VALLADOLID- Poco a poco se va percibiendo la luz en el túnel para la empresa afincada en la provincia palentina, Seda Solubles. La familia propietaria ha presentado en las últimas horas ante el juez una propuesta de convenio de acreedores, que según la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, supone «una esperanza de solución a la titularidad de la fábrica».
De momento esta nueva postura por parte de los propietarios contaría con el visto bueno de la Junta y de los bancos ya que permitiría una compra por parte de un ente empresarial que permitiría la vuelta a la normalidad del empleo y la producción en la factoría.
Ahora, dicha propuesta de convenio de acrredores debe ser aceptada por los principales jugadores del proceso concursal. En este sentido, Clemente matizaba que «los bancos sí que estarían de acuerdo con adherirse a él, pero que sería necesario un 50 por ciento de los acreedores». Otra solución pasaría si a lo largo de los próximos días se produjera una nueva propuesta de convenio de acreedores ya que se persigue «que la unidad productiva se compre, se asuma además el compromiso de devolver lo que se adeuda para que pueda haber una solución a la situación en tres o cuatro meses».
Para conseguirlo, primero sería alcanzar un consenso entre en, al menos, el 50 por ciento de los acreedores. «Los principales bancos, que ahora mismo están de acuerdo, son los que pueden arrastrar la adhesión de hasta ese 50 por ciento. Eso es lo normal en un proceso concursal, que cuando se adhieren los principales acreedores, los más pequeños se sumen».
Además, el juez que lleva el caso tendría que autorizar la venta y ‘consagrar' todo el proceso; «con este acuerdo de las partes más importantes implicadas sabemos que hay consenso, lo lógico es que el juez dé su autorización final», vaticinó la consejera.
En nombre del comité de empresa, la secretaria del Comité Intercentros de Seda Solubles, Charo Bueno, aseguró que «las noticias son positivas siempre que se acorten los plazos para alcanzar una solución». En su intervención ante los medios especificó que los trabajadores llevan desde agosto de l pasado año en un ERE de suspensión temporal que ahora termina, dando inicio a otro nuevo.
«Nos parece positivo que a través de la vía del convenio de acreedores, el que promueve la familia o el que promuevan otras entidades, se puedan acortar esos plazos y alcancemos una solución lo más rápida posible».
Según comentó, se barajan dos escenarios posibles: «Si el convenio de acreedores es el que propone la familia se iría a una venta de la unidad productiva, porque es de donde ellos piensan sacar el dinero; si se va a un convenio de acreedores con otras personas que lo insten, que pueden ser bancos o un industrial, ya no se produciría esa subasta, sino que el que pilote el convenio habría puesto el dinero suficiente como para hacerse con el control de la empresa dando satisfacción a los acreedores que se han sumado a esa adhesión de convenio».
Hasta ahora en el juzgado se ha presentado la propuesta de la familia, pero "previsiblemente"en las próximas semanas podrían presentarse otras propuestas. "En cualquier caso ahora todo va a pasar por la vía del concurso de acreedores", resumió. "Esperamos que el juez lo autorice en un plazo de tres o cuatro meses, para que se acabe ya esta incertidumbre y la fábrica pueda recuperar una actividad de normalidad. Ahora estamos en una situación de producción bastante precaria".


Nuevas propuestas
De momento, en el juzgado se ha presentado la propuesta de la familia, pero todo hace prever que en las próximas semanas podrían presentarse otras. Desde el comité de empresa se decangtarían por la solución que sea más rápida ya que la situación de producción en estos momentos es bastante precaria. Ello puede minar al interés de las marcas, la confianza comercial y su presencia en el mercado. «Eso e muy negativo para nosotros», apuntan.