Más de 17 millones de pasajeros utilizan la T1 su primer año

El presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, y el director del aeropuerto, Fernando Echegaray, ayer en el aeropuerto de El Prat
El presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, y el director del aeropuerto, Fernando Echegaray, ayer en el aeropuerto de El Prat

Barcelona- La Terminal 1 del aeropuerto de El Prat cumplía ayer su primer año de vida, con un balance suficientemente optimista teniendo en cuenta el contexto de crisis y todas las cancelaciones provocadas en las últimas semanas debido al volcán islandés. La T1 ha sido utilizada por 17 millones de pasajeros, lo que supone un incremento del 1,4 por ciento del tráfico del aeropuerto. La cifra está «muy por encima de la media de los aeropuertos españoles, que está en el 0,4 por ciento», aseguró el presidente de Aena, Juan Ignacio Lema.El Prat, de hecho, tiene capacidad para seguir creciendo en un momento en que muchos aeropuertos están saturados. No obstante, es fundamental para este crecimiento mejorar las comunicaciones con Barcelona, principalmente la llegada del metro y también que el tren tenga parada en la nueva terminal. El presidente de Aena se mostró optimista sobre el futuro del aeropuerto barcelonés. «Disponer de un aeropuerto como éste, con capacidad de crecimiento y con un diseño idóneo para facilitar las interconexiones es una enorme ventaja competitiva en Europa, donde la mayoría de los grandes aeropuertos están saturados y tienen muy limitadas las posibilidades para aumentar sus tráficos», aseguró.La T1 concentra el 80 por ciento de la actividad de El Prat, en el que operan 50 compañías. El desembarco de Ryanair este verano puede suponer una pequeña revolución –así como una amenaza para los aeródromos de Reus y Girona–, aunque todavía es muy patente la falta de vuelos intercontinentales –de los 150 destinos que ofrece 28 son intercontinentales–. Sobre este aspecto, el director de El Prat, Fernando Echegaray, aseguró que la nueva terminal ha contribuido a mejorar la oferta. «Actualmente, son un 75 por ciento más que hace cuatro años», apuntó.El 90 por ciento de los usuarios de la T1 califican las instalaciones de «buenas» o «muy buenas».