Rabat aprueba al nuevo embajador español pero no envía al suyo

La reunión mantenida por Rodríguez Zapatero y Mohamed VI en Nueva York hace poco más de una semana ha dado su primer fruto. El Gobierno de Rabat ha aprobado al nuevo embajador español en Marruecos, Alberto Navarro, que sustituirá a Luis Planas al frente de una de las legaciones diplomáticas más importantes para España.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El Reino alauí tardó un par de meses en aprobar a Navarro, que hasta ahora ocupaba la representación en Lisboa y que desde 2004 fue el secretario de Estado para la UE del Gobierno socialista. Su nombramiento podría ser confirmado mañana en el Consejo de Ministros.

En este nuevo proceso de «normalización» de relaciones entre los dos países tras la crisis en la frontera de Melilla, aún falta que Mohamed VI envíe a Madrid a su nuevo embajador, el ex miembro del Frente Polisario Ahmed Ould Souilem.

Madrid también tardó dos meses en dar el plácet al diplomático saharaui, pero desde enero la plaza continúa desierta. Según dijeron a este periódico fuentes marroquíes, hasta que el hijo de Hassan II no entregue sus credenciales a Souilem no llegará el recambio. Las mismas fuentes esperan «que ya no tarde mucho», aunque dijeron desconocer por completo los planes de la Casa Real. Una vez que se produzca la aprobación definitiva, la llegada del embajador marroquí «podría ser cuestión de días».