CiU no apoyará la Ley de Cajas si les exige más capital que a los bancos

CiU defenderá hasta el final que las cajas no pierdan su catalanidad y no apoyará la modificación de la Ley de Cajas si las condiciones exigidas a estas entidades de tener un nivel mínimo de capital básico, de máxima calidad, se sitúa en el el 10% y es superior al 8% que se pide a los bancos.

El secretario general de Unió, Josep Maria Pelegrí, ha manifestado su oposición a la ley después del consejo nacional de la formación socialcristiana, en el que se ha avalado la "firmeza"con la que el presidente catalán, Artur Mas, ha respondido negativamente a las sugerencias del Gobierno de que la Generalitat incrementara los impuestos.

Tras elogiar la firmeza de Mas, Pelegrí se ha referido al proceso de reforma en el que están inmersas las cajas de ahorro y ha apuntado que para CiU hay tres objetivos básicos, que son intentar salvar las cajas, que no tengan que renunciar a su función y sobre todo que no pierdan su catalanidad. "Las cajas son una cosa muy nuestra", ha afirmado Pelegrí, que ha reconocido que su pretensión sería que las cajas catalanas tuvieran una "fuerte presencia"en el resto de España.

En cualquier caso, ha advertido que CiU no votará a favor de la reforma de la ley de cajas si se mantiene la mayor aportación de estas entidades como nivel mínimo de capital básico de máxima calidad, que se sitúa en el del 10%, frente al 8% de los bancos. "Todas las entidades deben estar en las mismas condiciones", ha afirmado Pelegrí, que también ha avisado que CiU no comparte que se pueda modificar la ley de cajas porque hace poco tiempo que ya se hizo la reforma actualmente en vigor.

"Ahora no se puede permitir un cambio para que las cajas puedan ser absorbidas por parte del FROB y que después el FROB pueda hacer una operación que comporte que algunos bancos se puedan quedar las cajas", ha concluido.