La Fuerza aérea británica advierte de las dificultades en Libia

La fuerza aérea británica puede ver disminuida su capacidad para hacer frente a futuras situaciones de emergencia si su misión en Libia se prolonga más allá de septiembre.

Tal es la advertencia lanzada en el Parlamento por el jefe de operaciones de combate de la Royal Air Force, el mariscal del aire Simon Bryant, según informa hoy el diario The Daily Telegraph. Según el alto mando británico, la misión militar libia contra las fuerzas del coronel Gadafi, junto a la de Afganistán, están sometiendo el equipo y al personal militar del Reino Unido a fuertes presiones.


Bryant describió al mismo tiempo la moral de las tropas como "frágiles"y dijo que se han presentado dificultades en algunas áreas debido al impacto negativo de los recortes aplicados por el Gobierno.


Por el contrario, el secretario de Estado del Ministerio de Defensa responsable de las Fuerzas Armadas, Nick Harvey, aseguró que este país dispone de los refuerzos necesarios para llevar a cabo las operaciones que sean precisas. El mes pasado, el jefe del almirantazgo, Mark Stanhope, puso también en tela de juicio la viabilidad a medio plazo de las operaciones militares en curso.