Música

Duelo de piernas en los MTV

Más que una gala musical en sí, la entrega de los MTV EMA's 2010 se convirtió en un espectáculo multimedia pensado principalmente para la televisión, con una realización impecable y aprovechando al máximo las nuevas tecnologías (redes sociales, presentadores virtuales, conexiones con los conciertos de la Puerta de Alcalá, etc.), así como las posibilidades escénicas de La Caja Mágica, que de nuevo demostró ser un espacio perfecto para este tipo de eventos

Katy Perry
Katy Perry

Y, por supuesto, con el glamour como elemento fundamental, encarnado en la figura de una espectacular Eva Longoria, que ejerció como presentadora, tendiendo puentes entre la cultura latina y la anglosajona. Hasta ocho veces se cambió de vestuario la actriz norteamericana a lo largo de las dos y horas y media que se prolongó la gala, incluyendo dos diminutos vestidos: un diseño de Victoria Beckham negro y un traje rojo «en homenaje a la Selección española», explicó. La propia Longoria reconoció, vía Twitter, que su grupo favorito era Bon Jovi, que recogieron un galardón honorífico a su trayectoria.

A esto hay que unir un parque móvil de limusinas como pocas veces se ha visto en Madrid y una inédita concentración de «celebrities» por metro cuadrado a la hora de entregar los galardones: Slash (ex Guns'n'Roses), Taylor Momsen («Gossip girl»), Evan Rachel Wood («True blood», además de ex de Marilyn Manson), Emily Osment (de la escuela de «Hannah Montana»), los gamberros protagonistas de «Jackass», la actriz y modelo Kelly Brook o el rapero británico Dizzee Rascal.

Entre premio y premio, el imberbe Justin Bieber (nueva estrella norteamericana del pop adolescente) ejercía como anfitrión digital de la gala, mientras que Eva Longoria daba paso al carrusel de actuaciones sobre el escenario, con una organización sin tacha por parte de la cadena musical más seguida del mundo, próxima ya a celebrar su trigésimo aniversario. Entre otros, en el recinto sonaron Bon Jovi –el tiempo no pasa por ellos–, Kings of Leon, la prometedora Ke$ha o el hip hop de B.o.B. En todo caso, fueron tres féminas las que más miradas acapararon en esta parte de la velada: Rihanna y sus piernas infinitas para interpretar «Rude boy»; Miley Cyrus, confirmando su definitivo paso de niña a mujer; y la magnética Shakira, que se convirtió en la más aclamada por el público, cuando cantó el primer single de su último trabajo, «Loca», acompañada por Dizzee Rascal.

En el apartado artístico, la gran triunfadora de la noche fue Lady Gaga, aunque no pudo estar presente en Madrid, por lo que recibió su galardón de forma virtual, conectando en directo con el concierto que la autora de temas como «Bad Romance» o «Alejandro» ofrecía a esa misma hora en Budapest, desde donde la diva del pop del siglo XXI, con un vestido tan inclasificable como acostumbra, agradeció el apoyo de sus seguidores. Fue uno de los momentos más celebrados de un espectáculo visualmente brillante que contó también con una extensa nómina de invitados, entre quienes tampoco faltaron algunos de los protagonistas del MTV Day del sábado, como Alaska y David Bisbal.


Más de 50.000 personas
La Puerta de Alcalá se llenó anoche de lloros, nervios y aplausos. Más de 50.000 personas se agolparon en el centro de Madrid para disfrutar de las actuaciones de Linkin Park, 30 Seconds to Mars y Katy Perry, que cautivó al público con su puesta en escena y sus sugerentes cambios de vestuario. Cinco coristas la acompañaron en el escenario y completaban sus coreografías. Minutos antes, el actor Jared Leto , líder de 30 Seconds to Mars, apareció de blanco, y ofreció media hora de rock contundente. El grupo Linkin' Park, el más esperado por el público alternativo, cerró la noche con temas de su último álbum, informa Luis Luna.