Alumnos buenos no excelentes

Los 2.278 alumnos madrileños que hace doce días realizaron la prueba de los Premios Extraordinarios de Secundaria, ya conocen sus notas.

Alumnos buenos, no... excelentes
Alumnos buenos, no... excelentes

Como en las ediciones anteriores, las 25 mejores calificaciones obtendrán un premio de mil euros y un viaje cultural por Roma pero, además, si lo desean, tendrán acceso directo al Bachillerato de Excelencia que se impartirá en el Instituto San Mateo de Madrid durante el curso escolar 2011-2012. Los otros 75 restantes –esta nueva modalidad sólo admitirá a 100 alumnos– serán elegidos en función de sus notas.
Según fuentes del Gobierno regional, hasta dentro de dos días no se sabrá con seguridad quiénes optan a cursar este nuevo bachillerato, aunque los alumnos más o menos se pueden hacer una idea dependiendo de los resultados que hayan obtenido. Por ejemplo, un alumno de un colegio bilingüe de la zona norte de Madrid que ha sacado un 9,4 en el examen puede estar tranquilo, ya que es la nota más alta de la Comunidad. A él le siguen chavales con puntuaciones también muy altas que oscilan entre un 8,78 y un 7,46. Todos ellos tendrán que pensar si se cambian al Instituto San Mateo, donde se les exigirá un nivel superior, o se quedan en su centro escolar de siempre. Sin embargo, hay otros que no tendrán que plantearse este dilema. Concretamente el 63,5 por ciento de los alumnos que se presentaron a la prueba y que han suspendido. De los alumnos de la zona centro que hicieron el examen, 600 no lo han superado, frente a los 248 que han sacado más de un cinco. La zona oeste es la que, en proporción a los que acudieron a la prueba, ha tenido más éxito, con 73 aptos, informa Ep.
Desde la Consejería de Educación aclaran que era un examen «de gran complejidad» , y recuerdan que todos ellos son «alumnos brillantes» que tienen una media de 8 en Secundaria.
Ahora la Comunidad tendrá que revisar los resultados publicados por los tribunales y determinar quiénes son los estudiantes que recibirán su galardón de manos de Esperanza Aguirre.

«Quiero ir al nuevo bachillerato»
Myriam Aquino es una de las estudiantes que ha sacado una calificación de 7,27, una nota que, probablemente, le permita cursar el Bachillerato de Excelencia.Lo que más pena le da de cambiar de instituto es «dejar a sus amigos». Sabe que durante los dos próximos años va a «tener que esforzarse más», pero no le importa. Myriam cree que elegirá «la rama de ciencias», aunque también le gusta el arte, así que «lo más seguro es que estudie arquitectura».