Pasó como una «insolación»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, pasó por Valencia, según dicen en mi pueblo, como una «insolación». Nada le retuvo. Ni las cuestiones pendientes de su Departamento, ni su delegación valenciana -es senadora por representación de la Comunitat- ni su supuesta valencianía al ser ciudadana de Benidorm. Ella llegó y, como en «Bienvenido Mister Marshall», pasó de largo.
Después, son a personas como ella a las que se le llena la boca hablando de libertad de expresión, las que no reparan en lanzar exabruptos contra quienes no piensan de la misma forma.
Analizando las posibles razones para su estampida, quizás no quería comentar sobre su negativa a comparecer en Les Corts Valencianes como han hecho todos los demás senadores, incluidos los socialistas. O tenía pavor a referirse a la operación realizada por su partido, el PSOE, en Benidorm erigiendo, mentira tras mentira, en candidato a un traidor a la soberanía popular, como Agustín Navarro, que ocupó la alcaldía mediante la complicidad de un tránsfuga.
Aprovecho la ocasión para pedir a todos un poco de atención a la prensa. Y a nosotros, la justa correspondencia.
Así es la vida.