José Sancho: «Este socialismo es un disparate»

Con firma propia. Profesión: actor. Nació: en 1944 en Manises (Valencia). Por qué está aquí: interpreta en el teatro Rialto de Valencia «Los intereses creados», de Jacinto Benavente. Luego, gira por toda España.
Con firma propia. Profesión: actor. Nació: en 1944 en Manises (Valencia). Por qué está aquí: interpreta en el teatro Rialto de Valencia «Los intereses creados», de Jacinto Benavente. Luego, gira por toda España.

-Estrena «Los intereses creados» mientras por la alfombra roja malagueña desfilan los del caso Malaya...
-La obra de Benavente trata de pícaros. Los «malayos» son otra cosa.

-Trata de dos pícaros que hacen fortuna con engaños y fingimientos...
-Unos pícaros que no tienen nada y engañan sin que nadie les pueda denunciar, que es la gran forma de engañar.

-Usted fue un pícaro...
-Claro, y no se me ha olvidado. Pero la picaresca, la nuestra y la de antes, servía para sobrevivir, no para hacerse millonario a costa del contribuyente.

-Se ha repetido hasta la saciedad que éste es un país de pícaros...
-La picaresca se ha quedado antigua, ya ni es delito. Seguimos siendo pícaros, pero nos han adelantado, por la derecha y por la izquierda, los chorizos.

-¿Nos superan en Wall Street?
-Aquello es muy superior a la picaresca: pueden hundir un país especulando. Los pícaros de hoy serían los intermediarios.

-Cuando estrenaron esta obra, a Benavente lo llevaron a hombros desde el teatro Lara hasta su casa. ¿A quién llevaría usted a hombros hoy?
-A nadie. Bueno, sólo a la Virgen de los Desamparados. Tampoco dejaría que me llevaran a hombros.

-Hay en Benavente una actitud moralizante. ¿Sirve eso para algo?
-Colectivamente, para nada. Además, no vemos actitudes moralizantes en quienes nos dirigen. Desconocen la vergüenza, el rubor.

-Ha dado vida al cardenal Tarancón en una serie de próximo estreno. Dice que echa de menos el espíritu de gente aguerrida como él.
-Sí, de gente que se enfrenta a las injusticias sin otras armas que sus principios. El cardenal se enfrentó incluso a la Iglesia española de entonces.

-Tarancón fue amenazado por la izquierda en la Guerra C ivil y por la derecha en la Transición. Algo común por estos pagos, ¿no?
-Aquí, si no te matan los de un lado, te matan los del otro.

-Se entrevistó Tarancón con Felipe González y comentó luego: «Pues tampoco es tan rojillo...» Profetizó el nuevo socialismo.
-Es que esto que vivimos no es socialismo, es un disparate. Este socialismo ya no es rojo. La clase obrera está jodida.

-Dice Crispín en «Los intereses creados»: «Mejor que crear afectos es crear intereses...»
-Eso es lo que mueve el mundo, lo que mueve a los hombres.

-Y si quieres un amigo, cómprate un perro, como dicen en Hollywood.