Agenda de Madrid

El cuarteto de Nicole Henry y Bob Sands durante una actuación en el Bogui en 2008, poco antes de cerrar
El cuarteto de Nicole Henry y Bob Sands durante una actuación en el Bogui en 2008, poco antes de cerrar

MÚSICA
El Bogui reabre sus puertas dos años después


El jazz sale del coma

Hace más de dos años pocos podían prever que un local con conciertos a diario donde Chano Domínguez, Pedro Iturralde, Javier Colina y Barry Harris, entre otros maestros del jazz, se subían a tocar al escenario cerraba sus puertas. Licencias, trámites, en defintiva, cuestiones burocráticas, habían dejado a Madrid sin uno de sus faros musicales. Pero Richard Angstadt, Dick, no cejó en su empeño, así que después de la decepción «vino el momento de no instalarme en una amargura inmovilizadora» y, por fin, el Bogui Jazz volverá a abrir sus puertas mañana con la misma filosofía que lo hizo único en la ciudad.«En su primera etapa, el club apostó por una programación atrevida, con música de vanguardia, sin olvidar el jazz clásico. Esta segunda etapa continuará con la misma filosofía. Me he equivocado con muchos grupos, pero...», confiesa Dick mientras levanta sus hombros de programador valiente, que viene con fuerzas renovadas para dinamizar el género en nuestro país. «Existe una cantera de músicos muy interesante, pero los que vienen de fuera desgraciadamente no pasan por Madrid. Quiero establecer circuitos en España por Valencia, Barcelona y Bilbao», explica. Pero no hay que olvidar que lo suyo es una empresa en la que resulta más difícil correr riesgos: «El equilibrio entre arte y negocio requiere cierto punto de caradura, pero cuando te sale una buena carambola, obtienes una recompensa», confiesa Dick. Entre los circuitos del jazz, poco tiene ya que demostrar Angstadt, pero a sus setenta y largos, se ha propuesto nuevas metas: «El jazz asusta porque es un género amplio y poco conocido, pero la gente joven siente curiosidad por él. Es necesario atraer a este público para que el jazz se siga reinventando». Por este motivo, Dick no pone problemas a fusiones y mezclas del jazz con otros estilos que no aprobarían ni el purista más tolerante. «Hay que alentar este tipo de creaciones aunque no le gusten a todo mundo. No hay música mala, sino malos músicos», añade. Por el momento, el Bogui ceñirá su oferta de conciertos desde el miércoles al sábado, «para ir viendo cómo van las cosas» –asegura Dick–, pero la intención es volver a la programación de siete días a la semana. Tras los conciertos, los miércoles se programa una jam de jazz, mientras que los jueves, viernes y sábados se celebran sesiones conducidas por un dj. Mañana se subirá al escenario el quinteto de la pianista Marta Sánchez, y hasta el sábado desfilarán el dúo de Moisés Sánchez y Toño Miguel, el cuarteto de Carita Boronska y el quinteto de Román Filiú. Durante la semana que viene, el periodista Juan Claudio Cifuentes «Cifu» recibirá un homenaje en el club tras 40 años ofreciendo jazz en radio y televisión. Abrirá el ciclo una jam conducida por Mariano Díaz, al que le seguirán durante el fin de semana los tríos de Zas, Igor Prochazka y Melissa Aldana.