Camps exige explicaciones: «Ocultaron pruebas exculpatorias»

Camps está convencido de que «tarde o temprano, y espero que antes que después, estas pruebas exculpatorias y otras dejen ya meridianamente claro cuál es la verdad de toda esta historia».

Camps exige explicaciones porque «alguien ocultó pruebas exculpatorias»
Camps exige explicaciones porque «alguien ocultó pruebas exculpatorias»

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, se expresó ayer con la contundencia propia de quien defiende la verdad y no dudó en afirmar que «hay pruebas que se ocultaron que demuestran lo dicho desde el primer minuto, mi absoluta inocencia». Camps se pronunciaba así tras saberse que el Supremo investiga si Anticorrupción y Garzón omitieron testimonios favorables al líder valenciano.Tras presidir un acto sobre las inversiones del Gobierno valenciano en infraestructuras educativas en la Comunidad Valenciana, Camps atendió a los periodistas para expresar su indignación tras las últimas informaciones que revelan la ocultación de ciertas pruebas favorables a su defensa en el caso «Gürtel», y con las cuales «seguro que no habría comenzado nunca ningún tipo de proceso», aseguró el presidente valenciano. Con rotundidad, Camps señaló que «alguien tendrá que explicar por qué ocultó pruebas exculpatorias tan evidentes y que además se tomaron al principio de la instrucción» y resaltó que con ellas «nos habríamos ahorrado este año y medio todos: ustedes, yo y la Justicia». Camps hacía así referencia a las diversas pruebas que demuestran su inocencia en las causas abiertas por el caso «Gürtel», como las conversaciones registradas a uno de los cabecillas de la trama, Pablo Crespo, en las que aseguraba que Francisco Camps se pagaba todos sus trajes, y que nunca se podría demostrar que no lo hiciese.

A pesar de la relevancia de esta prueba, las grabaciones nunca llegaron al dominio de José Flors, juez instructor del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV). En el caso de que Flors hubiera tenido en cuenta las declaraciones de Crespo resulta difícil creer que mantuviera la acusación de cohecho impropio sobre el presidente de la Generalitat.Informe clavePor otra parte, ante las acusaciones de irregularidades en la adjudicación de contratos por parte de la Generalitat, existe un informe de la Abogacía de la Generalitat que demuestra que todas las actuaciones del Ejecutivo valenciano fueron fiscalizadas y aprobadas por el Tribunal de Cuentas, pero que la Fiscalía no desea incorporar como prueba a la causa. Ante esto, Camps se mostró convencido de que con estas pruebas exculpatorias, la Justicia demostrará «cuál es la verdad de toda esta historia» en referencia a su «absoluta inocencia, sin ningún tipo de matiz ni doblez». Y matizó sus aseveraciones con una firme creencia: «Confío en la Justicia y en su prontitud y las informaciones y noticias que van apareciendo van encaminadas hacia ese objetivo».

El «giro copernicano» de un caso «politizado»El coordinador de Justicia del PP, Federico Trillo, afirmó ayer que el «caso Gürtel» podría dar «un giro copernicano» si se demuestra que el juez Baltasar Garzón ocultó pruebas que exculpaban al presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps. Así lo asegura en un comunicado en el que hace referencia a la posibilidad de que el Tribunal Supremo vaya a investigar si los representantes del Ministerio Fiscal «buscaron el momento oportuno» para que Garzón se quedara con el caso. Estos hechos podrían tener «consecuencias gravísimas», advierte el dirigente popular, antes de lamentar que haya tenido que ser el Supremo el que «demuestre a las dos fiscales que habían violentado la presunción de inocencia» y «actuado al margen de la ley al ocultar la prueba que exculparía» a Camps (una conversación grabada en prisión a Pablo Crespo, también imputado, en la que el ex secretario de Organización del PP gallego asegura que Camps se pagó sus trajes).Una opinión que comparte el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, para quien ahora «comienza a demostrarse» que el juicio contra Camps «puede estar politizado», informa Efe. En otro comunicado, González Pons mantiene que «si las fiscales ocultaron pruebas exculpatorias, no sólo habrían cometido un delito, sino que también habrían servido al interés político del Gobierno». En este sentido, subraya que si se demuestra que se ocultaron esas pruebas «sería lo más grave que puede haber ocurrido en la historia de la Justicia democrática española».