El tripartito protege a Castells

Economía niega que vaya a perder dinero por la operación urbanística para construir el hotel del Palau de la Música.

La comisión de investigación dejará de lado las relaciones del Govern y Millet para centrarse en CDC
La comisión de investigación dejará de lado las relaciones del Govern y Millet para centrarse en CDC

BARCELONA- El caos y la tensión en la comisión de investigación del Palau han llegado a cotas tan insospechadas que ayer hasta los propios diputados perdieron de vista el objeto real de la investigación. Mientras el tripartito defendía que se limitaba a la relaciones entre el Palau y CDC, la oposición en bloque sostenía que se había acordado tratar todas las irregularidades relacionadas con Fèlix Millet. Acusaciones mutuas de «filibusterismo» y «manipulaciones» varias llevaron al presidente de la comisión, Pere Vigo, a suspender la sesión para tratar de esclarecer el embrollo.El lío fue tal que la oposición exigió una reunión extraordinaria de la Mesa del Parlament para fijar por enésima vez el alcance real del objeto de la investigación. Finalmente, el tripartito optó por blindarse e imponer que la comisión estudie únicamente la posibilidad de que CDC se haya financiado irregularmente a través del Palau de la Música. De esta manera, quedarán fuera todas las implicaciones entre Millet y el Govern. Una buena dosis de tranquilidad para el conseller de Economía, Antoni Castells, después de que en la primera jornada de la comisión de investigación saliera a relucir que la Generalitat podría haber dado un trato de favor a Fèlix Millet en la operación urbanística para construir el hotel del Palau. La decisión final permitirá que las conclusiones de la comisión no incluyan ni una sola referencia a las relaciones entre los partidos del Govern y Millet. Aunque la comisión pasará por encima de la polémica que envuelve la construcción del hotel del Palau, el departamento de Economía emitió ayer una nota negando que la Generalitat vaya a perder 5,6 millones de euros después de la operación urbanística con el Palau. Economía, que tachó de «falsas» las informaciones, afirmó que el «convenio» alcanzado con Millet prevé una compensación por la permuta de los usos de los solares adyacentes al Palau.Sin embargo, el actual presidente del Consorci de Palau de la Música, Jordi Llinares, avisó en la primera sesión de la comisión que la entidad que dirige no tiene intención de devolver un dinero fruto de una operación «fraudulenta». En ese caso, el Govern prevé embargar los terrenos.