La Línea 9 estrena un nuevo tramo y dos estaciones en Barcelona

Con estas dos paradas la Línea 9 y la 10 ya cuentan con once estaciones y once kilómetros de túneles.

PULSE EN «DOCUMENTO» PARA DESPLEGAR EL GRÁFICO
PULSE EN «DOCUMENTO» PARA DESPLEGAR EL GRÁFICO

BARCELONA- Cuando en 2003 se puso la primera piedra de la Línea 9 del Metro de Barcelona, pocos se imaginaban que siete años más tarde apenas se habrían inaugurado seis estaciones y que la infraestructura no estaría acabada hasta, como mínimo, 2014. Así que, poco a poco, hoy le toca el turno a dos nuevas estaciones: Onze de Setembre y Sagrera Meridiana –un tramo de 2,8 kilómetros, el tercero después del ramal de Badalona y Santa Coloma de Gramenet-. Las elecciones están a la vuelta de la esquina y conviene tener acabadas unas cuantas.En cualquier caso, estas estaciones ya se corresponden con el tramo compartido entre la Línea 9 y la 10 que tienen el ambicioso, y caro, muy caro, objetivo de conectar cinco poblaciones del área metropolitana: Santa Coloma, Badalona, Barcelona, L'Hospitalet y El Prat. De hecho, la Generalitat contaba invertir inicialmente alrededor de 3.000 millones de euros, una cifra que, sin embargo ascendió a 6.500 millones.

Inauguración oficialEl presidente de la Generalitat, José Montilla, el conseller Joaquim Nadal y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, presidirán la inauguración, en la que también participarán el alcalde de Badalona, Jordi Serra, y la alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlon.La puesta en escena, además, coincide con el comienzo de obras de la estación del AVE de la Sagrera a poca distancia de la homónima estación del Metro. Esta nueva prolongación hace que la L9 se adentre un poco más en Barcelona, después de llegar al Bon Pastor el pasado 18 de abril. Así abastece tanto al barrio de la Sagrera como al de Sant Andreu, y permitirá a los vecinos de Badalona y Santa Coloma una conexión rápida con el centro de la ciudad. A final de año, este intercambiador, Sagrera Meridiana, contará también con Rodalies.La nueva L9/10, que funciona sin conductor, pasa a tener 11 kilómetros y 11 estaciones. La Conselleria calcula que la conexión con La Sagrera permitirá duplicar los usuarios de la línea, y destaca que sumada con la L11, ya funcionan 12 kilómetros de metro automático en Barcelona y hay 15 estaciones con puertas de andén automáticas.La estación de Metro del futuro intercambiador del AVE de La Sagrera, cuyas obras empezaron el lunes y adonde también llegará la L4, abrirá cuando estén terminadas las obras de la alta velocidad. Las últimas previsiones sitúan el fin de las obras en 2016.Por ahora, los trenes de la L9/10 circularán entre Onze de Setembre y La Sagrera por el túnel ya construido de la L4, ya que el de la L9/10 se utiliza para las obras de perforación del túnel de las nuevas dos líneas, que ya está construido hasta el Guinardó.En julio también se prevé poner en marcha la ampliación de la L5 del Metro entre las estaciones de Horta y Vall d'Hebron, donde intercambiará con la L3. Esta extensión supondrá abrir las estaciones intermedias de Teixonera-Coll y Carmel.

Una línea necesariaLa Línea 9 contará con 52 estaciones, de las que 20 serán intercambiadores, conectará, además, con Ferrocarriles de la Generalitat, Cercanías de Renfe, el Trambaix y el AVE. Se prevé que cada día 350.000 ciudadanos la utilicen para desplazarse entre los cinco municipios. Además, la línea 9 hará paradas en puntos claves como el aeropuerto de El Prat, la Zona Franca, el recinto de Fira Barcelona en Gran Vía, la ampliación del puerto de Barcelona, la Ciudad de la Justicia, el campus universitario de Diagonal, la Sagrera (AVE) o el Camp Nou.