El Ejército sirio lanza una nueva ola de represión contra Homs

El régimen sirio sacó hoy a los tanques de Hama ante la presión internacional, pero al mismo tiempo lanzó una fuerte ofensiva contra Homs, que causó al menos 17 muertos, así como una vasta campaña de detenciones de opositores en todo el país.

La retirada del Ejército de la simbólica ciudad de Hama (centro), asediada y bombardeada desde hace días, fue un guiño a la comunidad internacional, pero el ataque contra Homs (centro) aplastó las esperanzas de un cambio de actitud del régimen de Bachar al Asad.

El portavoz del grupo opositor Comités Locales de Coordinación, Omar Edelbe, informó a Efe de la muerte de 17 personas en "una gran ofensiva del Ejército sirio y las fuerzas de seguridad apoyados por blindados y tanques en Baba Amro y Al Inchaat".

Edelbe explicó que en el ataque resultaron heridas decenas de personas, varias de ellas graves, debido a las ráfagas disparadas por ametralladoras y armamento pesado.

Horas antes, el ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, aseguró que el Ejército se había retirado definitivamente del centro de Hama, lo que corroboró el embajador turco en Damasco, Ömer Önhom, quien visitó hoy la ciudad.

"Nuestro embajador nos ha confirmado que los tanques se han retirado de Hama", dijo en Ankara el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, quien atribuyó esta salida de las tropas a la "positiva influencia"de Turquía y a la reunión que ayer mantuvo en Damasco con Al Asad su ministro de Exteriores Ahmet Davutoglu.

La ofensiva contra Hama, que ha dejado decenas de muertos, levantó ampollas ya que esta ciudad fue en 1982 escenario de una masacre perpetrada por el progenitor del actual presidente, Hafez al Asad, en las que murieron entre 10.000 y 40.000 personas.

A pesar de este movimiento y de las congratulaciones turcas, el régimen sirio continuó con su campaña represora y de detenciones en otras zonas del país.

Además de la masacre en la ciudad de Homs, que se desencadenó al desertar varios militares, el portavoz de los Comités informó de que se registran fuertes disparos de armamento pesado también en las localidades cercanas de Rastan y Tilbisha.

En el pueblo de Sermin, en la provincia de Idleb, cercana a la frontera con Turquía, una mujer murió y tres miembros de su familia resultaron heridos.

Una persona más perdió la vida en Deraa (sur), mientras que un joven falleció en Homs después de un mes hospitalizado a causa de la tortura sufrida durante su detención.

En cuanto a la amplia campaña de detención de opositores, Edelbe denunció arrestos indiscriminados en Idleb, entre ellos dos niños de 11 y 14 años, pero no pudo precisar la cifra exacta de arrestados.

Los militares también lanzaron una campaña de detenciones a activistas en Deir el Zur, donde los tanques disparan contra el minarete de la mezquita Ozman bin Afan.

Además, decenas de personas fueron arrestadas por las fuerzas de seguridad en varias zonas en la provincia de Rif Damasco, como Duma, al oeste de la capital, y en protesta por estos atropellos todas las tiendas de la localidad de Sebqa cerraron sus puertas.

La nueva campaña de arrestos para acallar las voces disidentes al régimen coincidió con el reciente aumento de la presión internacional sobre Siria.

En una reunión con una delegación de representantes de India, Brasil y Sudáfrica (países que forman el foro internacional IBAS), Bachar al Asad se comprometió a impulsar reformas políticas en su país y admitió errores en la represión inicial a las protestas registradas en varias ciudades.

Según una declaración conjunta de los representantes del IBAS, el presidente sirio les manifestó que el proceso de revisión de la Constitución estará concluido entre febrero y marzo del próximo año.

Al Asad, agregó la declaración, también "reconoció que algunos errores fueron cometidos por las fuerzas de seguridad en la fase inicial de respuesta a los disturbios"y aclaró que se han "hecho esfuerzos para impedir que se repitan".

En este mismo sentido, Davutoglu dijo hoy en una rueda de prensa en Ankara que es necesario que las autoridades den "los primeros pasos"que les han pedido en el camino de las reformas "en las próximas 24 horas".

"Si continúa habiendo pérdidas civiles, será imposible lograr un compromiso", aseguró el jefe de la diplomacia turca. Una posibilidad que parece aun más lejana tras los sangrientos incidentes de Homs.