Euroliga

El talento según Mirotic

El Real Madrid ha tenido que trabajar y sufrir de lo lindo para iniciar su andadura en el 'Top-16' con una victoria (80-81) ante el Unicaja, en un partido de infarto que se disputó en el Martín Carpena, y que no se decidió hasta el último segundo, cuando Mirotic decidió el encuentro en una espectacular acción.

El partido tuvo muchos dueños y a la vez ninguno. Luka Zoric, que se pasó los 40 minutos poseído por algo parecido al arrebato que le entraba al «Último guerrero» en los combates de lucha libre americana, fue el que más se empeñó en quedarse el choque para él. 32 puntos, canastas de todos los colores que casi sentencian a favor de Unicaja (74-69, min 36)... Su actuación fue perfecta y no estuvo solo, porque unas veces Berni, otras Garbajosa y más regularmente Valters le echaron una mano. Parecía suficiente para derrotar a un Real Madrid, que no había dado su mejor versión en ninguna de las dos canastas. El problema para los malagueños es que lo vieron casi conseguido y Sergio Rodríguez apareció para cambiarlo todo. Ya había anotado un triple salvador poco antes y en un par de minutos modificó la inercia del debate. Asistencias, canastas y hasta algún rebote del canario pusieron a los blancos por delante (76-78) y a los verdes, en estado de «shock» ya dentro del último minuto y medio.

El encuentro se les estaba haciendo largo, pero quedaba un último esfuerzo de Zoric y una penetración de Valters para dejarles un escalón por encima con menos de diez segundos por jugar (78-79). El Madrid tenía un balón para empezar el «Top 16» con un valioso triunfo fuera de casa, después de un esfuerzo brutal para sobreponerse al acierto rival y a una noche no demasiado inspirada en el tiro, su mejor alimento.
Lejos quedaba el buen arranque de Singler, que mostró su nivel más alto de blanco, y la breve pero intensa aparición de Begic. Tomic había aportado, pero de tarde en tarde, y Llull se había dejado en casa la puntería. La jugada la empezó Sergio, enfiló la canasta y le taparon todos los huecos. Sólo había una rendija para abrir el balón. Lo cazó Mirotic cuando casi se iba fuera y abrió el libro del talento. Dejó tirado a Garbajosa, avanzó y con la izquierda anotó los puntos de la victoria, como si fuese lo más sencillo del mundo.


. FICHA TECNICA.


--RESULTADO: UNICAJA, 80 - REAL MADRID, 81.

--EQUIPOS.

UNICAJA: Fitch (8), Valters (9), Garbajosa (6), Payne (-), Zoric (32) --quinteto inicial-- Rodríguez (9), Peric (8), Rowland (4), Sinanovic (4), Lima (-).

REAL MADRID: Sergio Llull (5), Suárez (-), Singler (13), Tomic (12), Mirotic (12) --quinteto inicial-- Sergio Rodríguez (11), Felípe Reyes (10), Begic (6), Pocius (5), Carroll (7).

--PARCIALES: 20-15, 19-22, 19-25, 22-19.

--ARBITROS:
Christos Christodoulou (GRE), Dubravko Muhvic (CRO), Luis Lopes (POR). Sin eliminados.
--PABELLON: Martín Carpena. 10.900 espectadores.