Cáritas alerta: el zarpazo de la crisis será mayor en 2011

El año pasado pagó facturas y ofreció ayudas de supervivencia diaria a más de 800.000 personas

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

MADRID- «Nunca pensé que tendría que acudir a Cáritas». El secretario general de la ONG, Sebastián Mora, la recuerda como una de las frases más impactantes que ha escuchado de los «nuevos pobres» que acuden a la organización en demanda de ayuda ante una situación de pobreza en la que han caído por la situación económica.

Muchos son españoles de entre 20 y 40 años que han tenido trabajos dignos y ahora se encuentran en situación de desempleo y no pueden afrontar el pago de sus facturas; también acuden familias jóvenes con hijos pequeños incapaces de salir a flote, mujeres solas con cargas familiares, inmigrantes... Es el nuevo perfil de «pobre» que ha llegado con la crisis y que se mantiene. Casi la mitad son españoles y el otro 50% inmigrantes.

Lo peor, sin embargo, parece que está por llegar. Y es que para el secretario general de Cáritas, «si las ayudas públicas para la protección social bajan y la incidencia de la pobreza continúa, Cáritas tendrá una presión asistencial mayor para 2011». A su juicio, «es grave que aumente la pobreza y disminuyan las políticas públicas porque la crisis no pueden sufrirla aquellos que no la han provocado».


«Urgencias»
A esta circunstancia se une que el 58 por ciento de las personas que reciben asistencia primaria llegan derivadas de los ayuntamientos españoles, incapaces de asumir esa primera ayuda. «La tendencia no creemos que mejore, sino que empeore». Pero lo más importante a tener en cuenta es que «las personas que atendemos tienen rostro, no son números», insistió Mora.

Donde Cáritas ha notado más el zarpazo de la crisis ha sido en las ayudas de acogida y atención Primaria. Es decir, auxilios «urgentes» para supervivencia diaria, como es el caso de personas desahuciadas, familias a los que no les llega el dinero para alimentar a sus hijos, los que no tienen liquidez suficiente para pagar un recibo... Sólo en los últimos dos años, los casos de ciudadanos atendidos en esta situación se han multiplicado por dos hasta situarse en una cifra cercana a los 800.000. La cifra pasó de 633.315 en 2008 a 786.273 en 2009, dato que representa el doble que en 2007 (370.251).

Lo mismo ocurre en la ayuda destinada para la búsqueda de empleo (90.000 personas asistidas) o vivienda.


Más recursos
Los datos fueron dados a conocer ayer durante la presentación de Cáritas de su memoria 2009. Su presidente, Rafael del Río, detalló que la ONG destinó el año pasado 230 millones para ayudar a 6,25 millones de personas. Esto supone que ha habido un 6% más de recursos para los programas de ayuda, se ha atendido a más personas y ha aumentado el número de voluntarios.

Tanto el presidente como el secretario general destacaron ayer positivamente el esfuerzo dedicado por la organización para la lucha contra la pobreza y el aumento de la solidaridad, ya que el número de voluntarios ha crecido un 5% y los socios y donantes se han duplicado hasta superar los 472.000. En el caso de los voluntarios, el 70% son mujeres, «precisamente las que sufren más la crisis», dijo ayer Mora.

Destacable también es el incremento de la solidaridad y de las pequeñas aportaciones que oscilan entre los 10 y 15 euros, muchas veces provenientes de personas que están pasando por estrecheces económicas. «Hay más personas que tienen poco que quieren compartir lo poco que tienen», destacaron los responsables de la institución. De hecho, Cáritas ha ingresado 13 millones de euros más que el año pasado, en su mayoría gracias a esas pequeñas aportaciones de particulares.


Aportaciones privadas
Con respecto a la procedencia de los recursos, Cáritas confirmó que se mantiene la tendencia de los últimos diez años, que no es otra que la preponderancia de los fondos privados sobre los públicos, lo que supone para la organización una garantía de independencia.

En 2009, de cada cien euros invertidos por Cáritas, 62 proceden de donaciones privadas y 37 de subvenciones públicas. Para los responsables de Cáritas española destacaron la importancia de esta circunstancia por lo que supone de «fortaleza de la base social con que cuenta la institución, de libertad para Cáritas a la hora de mantener su independencia en la denuncia y la formulación de propuestas sociales a los poderes públicos y de garantía de futuro para mantener su compromiso con los más débiles ante un futuro incierto de crecientes recortes en los gastos sociales».


Cooperación internacional
La acción de Cáritas se ha visto reforzada en cooperación internacional, donde los recursos han aumentado un 5%. Según el secretario general de Cáritas, «este hecho refleja la verdadera identidad de Cáritas de afrontar los efectos de la exclusión desde un planteamiento global, porque «cuando luchamos contra la pobreza en terceros países estamos luchando también contra la pobreza dentro del nuestro».


Nueva campaña solidaria
Cáritas presentó ayer la nueva fase de la campaña «Cáritas ante la crisis» que viene desarrollándose desde 2008. El objetivo es invitar a la sociedad a reforzar la solidaridad con las víctimas de la situación económica. En esta nueva etapa se lanza con el lema «son personas, no son números». Según el secretario general de la institución, Sebastián Mora, se trata de «generar opinión para impulsar una mayor solidaridad y que la sociedad conozca cómo está afectando la crisis».


La mitad de los jóvenes no tiene trabajo
-La crisis aumenta la permanencia de los hijos en la casa de los padres. Son muchos los que no consiguen un contrato que les garantice que podrán mantener su independencia. De hecho, 1,6 millones de jóvenes de entre 16 y 29 años no encontró empleo.

50% de los españoles entre 18 y 34
- Vive con sus padres y el 47,9% encontró su primer empleo gracias a un contacto. El 45,4% de las mujeres se independiza con su pareja antes de los 34 años.

36,7% de las familias españolas
- No logra afrontar los gastos imprevistos. En 1,8 millones de hogares el cabeza de familia está en paro. La cifra se ha triplicado con respecto a 2007. Medio millón de hogares no tiene ingresos.
 



ANÁLISIS
El 7,7% de las familias retrasa el pago de las facturas
- ¿Cuántos pobres hay en España?

– Uno de cada cinco españoles vive por debajo del umbral de la pobreza, la cifra más alta de los últimos tres años, según la encuesta sobre condiciones de vida de los españoles dada a conocer la semana pasada por el INE. Los que tienen peores condiciones de vida son los mayores de 65 años, aunque los porcentajes en este grupo de edad se mantienen más o menos estables en los últimos años.

- ¿Qué ingresos tienen los hogares españoles?
– El ingreso medio neto anual por hogar es de 25.732 euros, un 2,9% menos que en 2009, y el ingreso medio por persona alcanza los 9.627 euros, lo que supone un 2,4% menos que la tasa registrada el año anterior, que fue de 9.865.

- ¿La dificultad para llegar a fin de mes es mayor?
– Así lo ha constatado el INE en su última encuesta. El 36,7% de los españoles no tiene capacidad para hacer un desembolso económico por gastos imprevistos, el valor más elevado de los últimos seis años. Además, el porcentaje de hogares que no se pueden permitir pasar al menos una semana de vacaciones al año se sitúa en el 39,7%, lo que supone un aumento de 0,8 puntos con respecto a 2009. El 7,7% de las familias españolas tiene retrasos en los pagos cuando se trata de abonar gastos relacionados con la vivienda principal (alquiler, hipoteca, recibos de gas, electricidad, comunidad...), revela la estadística.