Un cargo de la Generalitat llama retrógrados al imán de Lérida y al Papa

El secretario de Inmigración de la Generalitat, Oriol Amorós, ha dicho hoy que "el imán de Lérida y el papa son dos versiones bastantes retrógradas y conservadoras de sus propias religiones". Alícia Sánchez-Camacho ha exigido a José Montilla, el cese "fulminante"de Amorós.

En declaraciones a RAC 1 recogidas en un comunicado de la emisora, Amorós ha señalado: "entre el imán de Lérida y el Papa me lo pone difícil para escoger; estamos viendo dos versiones bastante retrógradas de sus propias religiones", aunque ha añadido que "quizás ganaría el imán de Lérida".

El imán de la mezquita de la calle Nord de Lérida, Abdelwahab Houzi, ha sido acusado en los últimos meses de expandir el salafismo en Lérida y de dificultar la convivencia entre diferentes culturas y religiones en esta ciudad.

Durante la entrevista, Amorós se ha mostrado favorable al cierre de la mezquita de la calle Nord por exceder reiteradamente el aforo permitido, alegando que las leyes "son las mismas para todos".

"El multiculturalismo ha fracasado, sí, y lo que tenemos que aprender es a gestionar sociedades multiculturales. Nuestra sociedad es irreversiblemente plurilingüe e irreversiblemente diversa. Tenemos dos opciones: aprender a gestionarlo o negarlo", ha sentenciado.

Alícia Sánchez-Camacho pide su cese a Montilla
La presidenta del PP de Cataluña (PPC), Alícia Sánchez-Camacho, ha exigido hoy al presidente de la Generalitat, José Montilla, el cese "fulminante"de Oriol Amorós. La dirigente del PPC ha valorado las declaraciones realizadas hoy por Oriol Amorós.

Según Sánchez-Camacho, esta comparación supone "una ofensa insultante"y, por ello, ha reclamado al presidente de la Generalitat que "cese fulminantemente"a Amorós. En caso contrario, Montilla "hará suyas las palabras"del secretario de Inmigración, ha advertido.

La presidenta de los populares catalanes ha hecho estas declaraciones durante una visita a la empresa Fruselva, de La Selva del Camp (Tarragona), que ha compartido con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.