Catolicismo

El hombre controlador por Valvanuz Sánchez de Amoraga

La Razón
La Razón La Razón

Es un hombre serio y de carácter fuerte que emplea con soltura el lenguaje verbal, aunque controla en exceso el no verbal. Muestra siempre su lado derecho, un acto que le retrata como una persona controladora, a la que le gusta dominar las situaciones y que se siente cómoda al hablar en público.
Posee un rictus circunspecto, tiende a no sonreír, lo que le da una imagen distante, poco cercana. Lo compensa al realizar una buena escucha activa. No es una persona muy expresiva, por lo que su mensaje en ocasiones pierde fuerza. Muestra los nervios en las manos y en la musculatura de los labios, la tensiona cuando lo que escucha le desagrada. Asimismo, Jáuregui controla mucho el mensaje que transmite, y a menudo coloca la mano en la barbilla para tapar su boca. Gesticula con los brazos para modular su discurso, pero le traicionan porque forman una «X», y dicha imagen hace dudar en ocasiones de su veracidad.
 

El veredicto
Su arma secreta: los ojos son muy expresivos.
Su punto flaco: la musculatura de la boca.
Miente con sus gestos: SI