Un espíritu en el televisor

Antena 3 estrena el próximo miércoles «Marchlands», una serie de misterio que protagoniza el fantasma de una niña muerta en 1968

Henry, el hijo de Emma, nunca se separa de su libro de cuentos en «Once upon a time»
Henry, el hijo de Emma, nunca se separa de su libro de cuentos en «Once upon a time»

Continúan los estrenos en Antena 3 y se cumplen las premisas anunciadas por la cadena de apostar por las series de más prestigio mundial. El miércoles próximo, en «prime time», estrena «Marchlands», una serie que apuesta por un género que, cuando se hace bien, siempre triunfa entre el público: el misterio. Viene de triunfar en Inglaterra, donde la lanzó la cadena ITV, la misma de «Downton Abbey», lo cual es en sí mismo una garantía de éxito. El primer capítulo de esta ficción registró una media de 7,8 millones de espectadores y una cuota de pantalla del 29%.

«Marchlands» combina habilmente el drama y el misterio en una trama que se desarrolla a través de las miradas de los personajes de tres generaciones diferentes –que viven en los 60, los 80 y la actualidad– con un nexo común: Alice, una niña que muere en extrañas circunstancias en 1968, cuando la primera generación de protagonistas reside en la casa donde se desarrolla la trama. Alice, o más bien su espíritu, continúa presente en Marchlands muchos años después y se comunica con algunos de los personajes que habitan la casa donde ella vivía. El misterio y el drama se conjugan en «Marchlands» de modo tal que podemos hablar, incluso, de una serie «de miedo». El fantasma es una niña y ¿alguien ha pasado más miedo que cuando en una trama de misterio es un menor el protagonista?

Lucha en la parrilla
Antena 3 emitirá esta serie de cinco capítulos a partir del próximo miércoles a las 22:00 horas, momento en el que competirá en la parrilla con «Punta Escarlata», la ficción que emite Telecinco. El miércoles día 24, primer día de emisión, los espectadores podrán ver los dos primeros capítulos de «Marchlands». A lo largo de sus cinco partes la ficción va dejando que emerja la verdad sobre lo que realmente le sucedió a Alice.

En el primer capítulo de la serie, veremos cómo, en 1968, Ruth está obsesionada con la pérdida de su hija Alice mientras que, en 1986, los Maynard, Helen y Eddie, están cada vez más preocupados por su hija Amy, que asegura que tiene una amiga imaginaria que se llama Alice. En 2010, Mark y su novia Nisha, que está embarazada, acaban de mudarse a su nueva casa cuando ella encuentra, tras el papel de una pared, la foto de una niña. Justo después de eso, Nisha se cae de una escalera y se rompe un tobillo.

En el segundo capítulo comienzan a surgir elementos misteriosos en la trama. En 1968, cuando Ruth va al cementerio a visitar la tumba de su hija, encuentra sobre la lápida una pequeña cruz de plata que perteneció a Alice. Luego le confiesa a su marido que está dispuesta a cualquier cosa para descubrir qué le pasó a la niña. En 1986, Helen lleva a Amy a un psiquiatra y, en 2010, Nisha sigue sin salir de casa debido a su fractura.


LOS BOWEN
Años 60
Robert Bowen (Denis Lawson) es el propietario del molino. Es el abuelo de Alice, que tendrá que dar explicaciones sobre el accidente porque estaba con la niña cuando se ahogó. Su mujer, Evelyn (Tessa Peake-Jones), que intenta olvidar la pérdida de su nieta, tiene sus propios secretos. La madre de Alice, Ruth (Jodie Whittaker), desconfía de los motivos de su desaparición.
LOS MAYNARD
Años 80
La pequeña Amy Maynard (Sydney Wade) vive con sus padres y su hermano Scott. Cuando declara que se comunica con Alice, la niña muerta, su madre, Helen (Alex Kingston), no la cree y la envía al psiquiatra. Eddie (Dean Andrews), el padre, es más comprensivo con la niña mientras su hermano Scott se burla de ella.
NISHA Y MARK
Actualidad
Older Mark Ashburn (Elliot Cowan) regresa a su pueblo después de varios años porque su novia, Nisha (Anne Reid), que está embarazada, cree que es el lugar perfecto para criar al niño, pero ésta comienza enseguida a sentir la presencia de una niña que vivió en la casa. Ruth Bowen, la madre de Alice, regresa a la casa como ama de llaves para intentar descubrir lo que pasó.