El láser «no letal» que puede acabar con los ataques pirata en Somalia

El objetivo del proyecto es disuadir a los piratas con un láser de forma no mortífera, sin efectos duraderos, que pueda ser empleado en un medio ambiente marítimo y ser manejado por la tripulación sin riesgo.

Recreación del láser usado contra los piratas
Recreación del láser usado contra los piratas

La piratería en las costas de Somalia es una amenaza para el transporte marítimo internacional desde la guerra civil iniciada de los años 90. Uno de los medios utilizados para enfrentar esta situación son misiones como la «Operación Atalanta» de la Unión Europea, y «Ocean Shield» de la OTAN, coaliciones navales multinacionales que operan en el golfo de Adén, el golfo de Omán, el Mar Arábigo, el Mar Rojo y el Océano Índico.

Sin embargo, los secuestros se suceden con mayor o menor frecuencia, y los diferentes estados, entre ellos España, se debaten en cada caso entre el pago del rescate o la acción militar, con sus consiguientes riesgos para los rehenes. En el caso de nuestro país, los buques «Alakrana» o «Playa de Bakio» son ejemplos de la amenaza que supone la inestabilidad en la región.

Láser no letal
Como método de defensa, el fabricante de tecnología militar «BAE Systems» ha desarrollado un láser que actúa como un elemento de disuasión durante los abordajes a buques comerciales y los pesqueros, según revela la revista «Gizmag».

El rayo láser sirve de advertencia visual a los piratas a distancias de más de dos kilómetros. A menor distancia, el láser desorienta a los atacantes, que no son capaces de utilizar con eficacia sus armas.

«El resplandor del láser es lo suficientemente intenso como para hacer imposible apuntar las armas -como la «AK-47»-, pero no tiene un efecto permanente», dice Roy Evans, de la compañía BAE, cuyo láser podría integrarse con el radar de los buques y los sistemas de sensores para controlar la dirección y la potencia del haz, permitiendo la defensa de la embarcación de forma semi-automática.

También se incluyen características de seguridad para garantizar que, si los piratas subieran a bordo, no fueran capaces de utilizar el láser.

«Guardia Costera Voluntaria»
La solución podría ser perfecta para detener las acciones piratas, sobre todo si se tiene en cuenta la cantidad de medios, dinero y esfuerzo que están dedicando los países occidentales para acabar con una práctica que hace furor entre los hasta hace pocos años simples pescadores de esas aguas.

Y parece que tantos esfuerzos no están sirviendo para mucho. Según los datos de la Oficina Marítima de la Cámara Internacional de Comercio, en 2010 se registraron 430 ataques por parte de piratas, frente a los 406 abordajes de 2009. Sólo en los primeros días de enero de este año se han producido 15 ataques, incluyendo la retención de 41 personas tomadas como rehenes.