Buteflika anuncia una revisión de la Constitución y de la ley electoral

El presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, anunció hoy una próxima revisión de la Constitución así como diversas enmiendas a la ley electoral y la ley sobre los partidos políticos "para una mejor práctica de la democracia en Argelia".

El presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, ha anunciado este viernes en un discurso televisado a la nación que promoverá reformas demócraticas que incluirán, entre otros aspectos, cambios de la Constitución, de la ley electoral o de la normativa sobre partidos políticos.

En su primera declaración de este calado desde que estallasen las revueltas en el mundo árabe, Buteflika, que ha defendido los avances logrados por su Gobierno en los últimos años en distintos ámbitos, ha abogado por "la profundización del proceso democrático, el refuerzo de las bases del Estado de Derecho, la reducción de las desigualdades y la aceleración del desarrollo socioeconómico".

Para ello, ha advertido, se necesita del respaldo de la mayoría y de la participación de "todas las fuerzas políticas", que deben sumarse a unos debates encaminados a cerrar un "programa de reformas políticas".

Dicho plan contempla la creación de una comisión encargada de elaborar una nueva Carta Magna y en la que tomarán parte tanto dirigentes políticos como expertos en derecho constitucional.

Este comité trasladará sus propuestas al presidente, quien ha destacado que la nueva Constitución debe respetar "los valores fundamentales"de Argelia. Tras el visto bueno presidencial, el texto será sometido a "la aprobación parlamentaria o a la vía del referéndum".

Buteflika se ha comprometido a introducir las "enmiendas necesarias"para reforzar la democracia. "Ya he expresado, en muchas ocasiones, mi voluntad de que se revise la Constitución, y he reafirmado esta convicción y esta voluntad en varias ocasiones", ha añadido.

Asimismo, ha prometido una "profunda revisión"en la ley electoral para que los ciudadanos puedan ejercer su derecho al voto en las "mejores condiciones", con "democracia y transparencia". La reforma se extenderá también a la ley de partidos, que se rehará para determinar el "papel, misión y organización"de las formaciones políticas y que, de esta forma, contribuyan "más eficazmente"a los cambios emprendidos.

Buteflika quiere que el movimiento asociativo acompañe este proceso y con este fin pretende "rehabilitar el papel de las asociaciones", para que se conviertan en "espacios de intermediación y mediación entre los ciudadanos y los poderes públicos".

Todos estos cambios se enmarcan en los gestos emprendidos por el Ejecutivo argelino en los últimos meses y que, como eje central, tienen la aprobación, el pasado 22 de febrero, de la derogación del estado de emergencia vigente desde hacía 19 años.

REVUELTAS

Buteflika, de 74 años, realizaba de forma habitual apariciones públicas, pero en los últimos tres meses no se había dirigido a la nación, lo que levantó críticas incluso de socios de la coalición de Gobierno por el silencio guardado en plenas revueltas en el mundo árabe.
En relación a las protestas antigubernamentales en el norte de Africa y Oriente Próximo, el presidente argelino ha defendido la "soberanía"y "unidad"de los países "hermanos", al tiempo que ha criticado "cualquier injerencia extranjera"en los conflictos sociales y políticos por los que atraviesan estas naciones.

No obstante, ha sugerido que el caso de Argelia es diferente, porque existe una "sociedad plural", antes de declarar que su Gobierno se ha comprometido a "satisfacer las reivindicaciones sociales legítimas"de los ciudadanos. Como ejemplo, ha aludido a un mecanismo para estabilizar el precio de los alimentos o a la mayor fluidez del crédito, y se ha comprometido a avanzar en la creación de empleo, especialmente para los jóvenes.
"¿Podemos afirmar que todo va mejor? Evidentemente no", ha admitido. En su opinión, aspectos como "la corrupción, el nepotismo o el despilfarro"empañan la buena labor del Estado, que se esfuerza en combatir estas lacras "con vigor y determinación".

LIBERTADES POLITICA Y DE EXPRESION

El presidente de Argelia ha hecho hincapié en el "pluralismo político"existente en el país magrebí y que está reflejado en "la existencia de una treintena"de formaciones y en un Parlamento "plural". Asimismo, para el presidente, la libertad de expresión también es "una realidad palpable"en Argelia y así se puede constatar en la "diversidad"de los medios de comunicación. En este sentido, ha pedido a los medios que se abran a "diferentes corrientes de pensamiento político", siempre y cuando respeten "las reglas de la ética que rigen todo debate".

Estos medios, ha añadido, "representan la voz de Argelia en el mundo"y contribuyen al mismo tiempo a la "consagración de la identidad y la unidad nacionales", así como a "propagar la cultura y la diversidad". Buteflika se ha comprometido a introducir una nueva "ley de información"que contemplará normas de carácter deontológico pero en la que, como aspecto más destacado, se descartará el "delito de prensa".

Las reformas en este sector también tendrán su reflejo en el paisaje audiovisual argelino, que contará con nuevos "canales temáticos especializados y abiertos a todas las opiniones", ha explicado.