La empresa familiar ve la economía peor que en 2009

Los principales empresarios familiares de España creen que la situación económica actual es peor que la de hace un año y por ello, una gran mayoría aboga por la innovación y la diversificación de negocios para hacer frente a la crisis.

La empresa familiar ve la economía peor que en 2009
La empresa familiar ve la economía peor que en 2009

Según un sondeo realizado entre los casi 450 empresarios que asisten al XIII Congreso de la Empresa Familiar, en una escala del cero al diez, la nota media asignada a la situación económica actual es del 2,86, por debajo del 2,92 de 2009, aunque mejor que el 2,77 de 2008.

Pero para los empresarios familiares, la situación política del país es aún peor que la económica, ya que la nota media asignada es de un 1,7, mejor que el 1,18 de un año antes, pero por debajo del 2,55 de 2008.

Ante esta coyuntura, el 80% de los empresarios familiares creen que deben seguir apostando por la diversificación, en un primer momento, geográfica, ya que si una compañía madura se limita a su país es porque posiblemente sus capacidades no están a la altura de la de otros países, explicó el presidente de Ferrovial, Rafael del Pino.

La opción es mejorar "o te comen desde fuera", con lo que una empresa puede perder hasta su mercado doméstico, aunque matizó que cada compañía tiene que definir en qué área debe crecer y en qué segmentos tiene soluciones innovadoras.

En cualquier caso, admitió que las empresas se limitan a innovar cuando están creciendo y ven oportunidades, por lo que "si el mercado se cae, uno es menos valiente".

En el caso concreto de Ferrovial, destacó que en construcción y servicios es "difícil hacer dinero"porque hay muchas compañías dedicadas a ello, pero explicó que existen oportunidades en aquellos mercados en los que hay seguridad jurídica y puso a Canadá como ejemplo, frente a países del norte de África o en Italia donde "hemos perdido mucho dinero".

En la misma línea, el vicepresidente de Laboratorios Almirall, Antonio Gallardo, señaló la necesidad de que los países respeten las patentes y la importancia de contar con un socio que haga más viable desarrollar un fármaco costoso.

Además, reprochó que la industria mediana española ni investigue lo suficiente ni salga al exterior. También criticó la calidad de la enseñanza y la Universidad.

En Laboratorios Almirall tienen que buscar "gente de fuera porque no están preparados para la investigación"y como muestra de ello, dijo, si el horario de trabajo termina a las cinco "a esa hora en punto, los investigadores salen corriendo. Se les acaba su capacidad de investigación", añadió.

Afortunadamente es una mentalidad que está cambiando, pero "todavía se piensan que son funcionarios de investigación", lamentó.

Explicó que Laboratorios Almirall ha entrado en dos firmas relacionadas con la salud y ahora están tratando de comprar una o varias compañías de este ramo, algo que harán "sin prisas pero sin pausas".

Otro de los participantes en el debate, el presidente del grupo Leche Pascual, Tomás Pascual, destacó la diversificación de la compañía gracias a la innovación en distintos productos y servicios.

La filosofía del grupo es "reinventarse cada día"porque las necesidades del consumidor cambian y si una empresa tiene un proyecto interesante, a pesar de la crisis, Pascual aseguró que encuentra financiación.

Además, desveló que Pascual estudia las oportunidades que puedan surgir en regiones emergentes, los países subsaharianos, el conjunto de estados que van desde Guinea hasta Sudáfrica, el Sudeste asiático u Oriente Medio.

El grupo Pascual cree que su oferta de productos gana atractivo en otros mercados por la larga vida de los mismos y la evolución de la clase media, por lo que podría buscar socios para llegar a nuevos mercados.